Escudo de la República de Colombia

Análisis

Efectos del Fenómeno de El Niño empezarán a sentirse desde agosto

Las aguas del Pacífico oriental (donde está el litoral colombiano), cuya temperatura promedio es de 24°C, ya tienen un aumento entre 1,5°C y 2°C por encima de lo normal. Dependiendo del grado de maduración del evento climático, esta podría llegar hasta los 27°C.

Bogotá D. C., 03 de junio de 2014Agencia de Noticias UN-

Las aguas del litoral Pacífico subirán su temperatura dos grados más de lo normal.

Emel Vega, meteorólogo y profesor de la U.N.

La pesca será una de las actividades más afectadas.

La zona roja muestra cómo se acercan las aguas cálidas al Pacífico oriental.

Los cultivos de flores se verán afectados por el fenómeno.

Se puede producir reducción en los niveles de los embalses.

De acuerdo con el meteorólogo y profesor de la Universidad Nacional de Colombia Emel Vega, por encima de 26°C ya se considera que hay Fenómeno de El Niño.

El docente explica, además, que bajo condiciones normales las aguas tropicales cálidas se encuentran en el océano Pacífico occidental, pero debido a que los vientos alisios se han debilitado, las aguas se han desplazado progresivamente hacia el Pacífico oriental. Así se origina este fenómeno.

Una de las consecuencias más importantes está en la pesca. Los principales nutrientes que se encuentran en el litoral oriental (fosfatos, carbonatos y oxígeno disuelto) empiezan a escasear debido a que el cambio de la temperatura interrumpe el proceso e impide el afloramiento de estos nutrientes de las profundidades del mar a la superficie.

“Las variedades de peces que usualmente habitan esa región no estarán presentes allí, habrán migrado hacia otros sectores en busca de mejores condiciones. La pesca será el primer indicador de afectación en la economía de esa zona y se verán perjudicados países como Ecuador, Perú y Colombia (especialmente en Tumaco)”, afirma Vega.

Otro hecho destacado durante la ocurrencia del Fenómeno de El Niño es que se van a presentar fuertes precipitaciones en Perú y en el norte de Chile, que usualmente son áridos. Y en Colombia se va a generar déficit de precipitación en la región del Darién y Urabá, al igual que en la zona Caribe.

Es probable que en julio, agosto y septiembre, haya un periodo deficitario de precipitaciones en el territorio colombiano, sobre todo en la parte Andina y en el norte del país. En cambio, en la zona del piedemonte costero del Pacífico se incrementarán las lluvias. Esto mismo ocurrirá en el piedemonte amazónico, en el Putumayo y en las zonas del piedemonte llanero, la Serranía de la Macarena, Villavicencio y sus alrededores.

Los embalses para producir energía reducirán considerablemente sus niveles. “Sin embargo, se puede decir que el sector energético colombiano ya tiene conocimiento de esto y está preparado para asumir el reto que conlleva este evento climático”, apuntó el profesor.

De todos modos, hay otros sectores que no están tan preparados para mitigar los efectos, como los encargados de los sistemas de acueductos y alcantarillados en diferentes ciudades del país.

Otro renglón que no ha tomado las medidas necesarias es el agrícola. La producción de leche se ve muy afectada cuando hay reducción de las precipitaciones. Si no hay pastos, la producción de leche se disminuye en grandes cantidades.

El gremio de producción de papa y los floricultores también se ven perjudicados, tanto por las escasas lluvias como por el surgimiento de las heladas.

Además del déficit de agua sobre toda la meseta cundiboyacense, durante las estaciones secas de diciembre a marzo aparecerán las heladas.

“Ese déficit de agua en los suelos provocará la poca formación de nubes durante la noche, lo cual facilitará la fuga de radiación de onda larga de la superficie del suelo hacia la atmósfera libre, haciendo que la superficie del suelo se sobreenfríe en el horario nocturno dando surgimiento al fenómeno de las heladas”, explicó Vega, quien reiteró que si el evento continúa con la fuerza que está comenzando, la temporada de heladas podría ser más fuerte y prolongarse por más tiempo.

Uno de los momentos más recordados del Fenómeno de El Niño es el de 1992, que causó racionamiento de energía en el país. Sin embargo, este evento climático se ha presentado en 1982, 1987, 1997, 2002 y el más reciente entre el 2009 y el 2010. A pesar que este no tiene un ciclo determinado, sí tiene un periodo de recurrencia que fluctúa entre tres y siete años.

Entre las recomendaciones que se pueden hacer se encuentra la de ahorrar agua en los reservorios y embalses. El experto también aconseja aprovechar este tiempo para la construcción de obras civiles, por ejemplo, para fortalecer la construcción de muros de contención sobre el río Magdalena y el Cauca, sobre aquellas poblaciones que, usualmente, se inundan durante los eventos de exceso de lluvias por el desbordamiento de estos ríos.

“Nuestra función como meteorólogos es justamente la de prevenir a la población e informarle con suficiente antelación. La idea es que las comunidades se preparen y tomen las medidas pertinentes para mitigar los efectos del fenómeno, de modo que sus implicaciones sobre determinada comunidad o población sean menores”, concluyó el experto.

(Por: Fin/hesp/sup/pb
)
N.° 951

Otras noticias


Médicos y especialistas del HUN se formaron en técnicas de diagnóstico de enfermedades relacionadas con asbesto. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

diciembre 13 de 2019

HUN busca mejorar diagnóstico de enfermedades causadas por asbesto

El Hospital Universitario Nacional (HUN) empezó la formación de sus radiólogos,...

Recopilación de datos georreferenciados. Fotos: Daniel Guillermo García Murillo, estudiante de Maestría en Ingeniería Industrial – UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

diciembre 13 de 2019

Revolución agrícola 4.0 optimiza producción de los cultivos

Una nueva práctica que combina el uso de sistemas de información como el GPS...

Brownies elaborados con harina de bore, un producto innovador presentado en el taller “Train the trainers” (entrenando entrenadores). Foto: Diana Manrique Horta - Unimedios.

Desarrollo Rural

diciembre 13 de 2019

Harina de bore, materia prima para brownies y cupcakes

Esta especie de raíz muy grande, conocida científicamente como Alocasia...

Los recién nacidos, en especial los prematuros, no solo pueden sentir dolor, sino que además son más sensibles que los niños y adultos. Fotos: Secretaría Distrital de Salud

Salud

diciembre 13 de 2019

Dolor en recién nacidos hospitalizados dejaría secuelas

Alrededor del 80 % de los recién nacidos que son sometidos a un promedio de 15...

Especial Bicentenario de la Independencia de <em>UN Periódico Digital.</em> Fotos: Brandon Pinto.

Artes & Culturas

diciembre 12 de 2019

Ministerio de Cultura premia a UN Periódico Digital

El especial “Bicentenario de la Independencia” –un producto convergente de...

AppNAT permite visualizar la oferta turística de naturaleza de distintos emprendimientos del Valle del Cauca. Fotos: David Alejandro Piedrahita y Ana Milena Holguín.

Medioambiente

diciembre 12 de 2019

App conecta con el turismo de naturaleza en el Valle

La aplicación AppNAT permitiría visibilizar e impulsar los emprendimientos de...

En esta segunda versión del TBOG se inscribieron 18 estudiantes. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Ciudad & Territorio

diciembre 12 de 2019

Taller Bogotá ofrece soluciones tecnológicas a los retos urbanos

Con tres presentaciones denominadas BicitApp-proyecto de movilidad,...

La herramienta propuesta por el investigador Barrera trabaja a partir de imágenes H&E como con las que analizan los patólogos. Foto: Cristian Barrera.

Salud

diciembre 12 de 2019

Agrupaciones de linfocitos predecirían recaídas por cáncer

Un modelo computacional permite identificar la formación de subgrupos de...

Desde 2008, la Sede Amazonia ha admitido a 1.813 jóvenes para formarse en programas de pregrado. Foto: Diana Manrique

Educación

diciembre 11 de 2019

UNAL Sede Amazonia, 30 años de protagonismo en los territorios

“La posibilidad de volver a mis raíces”, “el orgullo más grande de mi vida”,...