Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Educación y relevo generacional, retos de la política rural

Según el índice de envejecimiento, por cada 50 adultos mayores hay 100 menores de 15 años; más de la mitad de los jefes de hogar no tienen educación primaria; la concentración de la tierra y la falta de acceso a créditos demuestran que en el campo todavía todo está por hacerse.

Bogotá D. C., 02 de diciembre de 2016Agencia de Noticias UN-

En toda la historia del país solo se han realizado tres censos agrarios: en 1960, 1970 y 2014. Foto: Archivo Unimedios.

Más de la mitad de los jefes de hogar no tienen educación primaria.

Según el índice de envejecimiento, por cada 50 adultos mayores hay 100 menores de 15 años.

De los 43,2 millones de hectáreas (38,3 %), solo 7,1 millones (6,3 %) están dedicadas a la producción agrícola.

El tercer Censo Nacional Agropecuario (CNA) evidenció, una vez más, la precariedad productiva, competitiva y tecnológica del sector.

Para el profesor Elkin Alonso Cortés Marín, de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín, la información recabada por el tercer Censo Nacional Agropecuario (CNA) evidenció, una vez más, la precariedad productiva, competitiva y tecnológica del sector.

“La ausencia del Estado en el suministro de bienes y servicios (mercadeo, educación, salud, saneamiento básico, vías-conectividad, entre otros) es protagonista y cataliza la pobreza en el campo, sin olvidar, aunque no lo indagó el censo, que la justicia y la autoridad hacen poca presencia, lo cual retroalimenta la violencia y la impunidad”, afirma el docente en un artículo de análisis publicado en UN Periódico.

El experto destaca que el censo, cuyos resultados definitivos se presentaron recientemente, evidenció que de los 2,3 millones de unidades de producción agropecuaria (UPA), 381.800 (16,6 %) poseen o hacen uso de maquinaria agrícola y 416.300 (18,1 %) disponen de algún sistema de suministro de agua (riego). 

Respecto a la asistencia técnica, solo 230.000 (10 %) tienen cobertura, y en relación con el acceso al crédito, 255.300 (11,1 %) de los productores han gestionado este servicio, pero solo al 89,6 % le aprobaron la solicitud.

Así mismo señala el docente que 386.400 UPA (16,8 %) apenas cuentan con construcciones para la actividad productiva, situación que resulta previsible cuando no hay acceso a vivienda digna. Otro dato relevante es el crecimiento de las áreas dedicadas a cultivos permanentes en detrimento de los de ciclo corto o transitorios, que en lo fundamental son alimentos. Este pasó de 43,7 % en el primer censo, elaborado en 1960, a 74,8 % en el tercero.

De igual manera el profesor Cortés destaca que un total de 731.400 (31,8 %) unidades productivas han incorporado formas de energía diferentes al trabajo manual, lo cual atenta contra las posibilidades de modernizar o tecnificar. También “preocupa la edad de los productores, como el índice de envejecimiento, el cual corresponde a 50 adultos mayores por cada 100 menores de 15 años”.

Además, continúa el experto, el estudio determinó que el 50 % de los jefes de hogar solo tiene educación básica primaria y el 11,5 % de la población mayor de 15 años no sabe leer ni escribir. De igual manera, en 2014 un 20 % de la población entre los 5 y 16 años no asistió a ninguna institución, como jardín, escuela, colegio o universidad.

Otro dato dicente, mas no revelador, es que gran parte de la producción la realizan UPA menores de cinco hectáreas que poseen el 4,8 % del área censada y cubren el 70 % de ellas. En contraste, el 0,4 % de las unidades productivas tienen tamaños superiores a 500 hectáreas y ocupan el 41,1 % del área censada.

De igual manera, de los 43,2 millones de hectáreas (38,3 %), solo 7,1 millones (6,3 %) están dedicadas a la producción agrícola. Según el docente, esto manifiesta un mal ancestral conocido como la concentración de la tierra, y además da cuenta de la inexistente relación entre aptitud y uso, lo que configura fenómenos de degradación y desperdicio de los recursos agua y suelo.

No obstante, algunas cifras del tercer censo son positivas. Por ejemplo, el 75 % de las UPA realiza prácticas de conservación de suelos, y cerca de la mitad protegió las fuentes de agua. Asimismo, el índice de pobreza multidimensional (IPM) se redujo, pues pasó de 73,7 % en 2005 a 44,7 % en 2014. Igualmente la cobertura en salud para los campesinos aumentó de un 77,2 % en el censo general de 2005 a un 96,1 % de personas afiliadas para el tercer CNA.

Urge enfoque renovado 

En opinión del docente, la compleja dinámica del sector rural y, en consecuencia, la política agropecuaria, implican priorizar recursos, programas y legislación promotores de un desarrollo que permita superar las reiteradas limitaciones.

Además, “dicha dinámica debería estar complementada con planes de ordenamiento territorial (POT), como base de planificación productiva y ambiental, que incluyan un desarrollo sostenible regional y local, no solo desde la perspectiva político-administrativa, sino también en relación con procesos como la distribución de la tierra, los conflictos por su propiedad y uso, la dinámica de la frontera agrícola, las migraciones, la ocupación en áreas protegidas y el aprovechamiento de los recursos naturales”, señala en su artículo de análisis.

El espacio rural, amplía, debe dimensionarse de manera que desborde el enfoque tradicional productivista de lo agropecuario (agroalimentario) y forestal, y se transforme en un espacio para recrear servicios ambientales, de conservación y de ordenamiento.

En consecuencia, una política de desarrollo agropecuario y rural podría garantizar, en primera instancia, la seguridad alimentaria de los colombianos. Esta no se contrapone a la ejecución de una política de reforma agraria integral y de apoyo más directo a los productores del campo, a la dinamización del mercado de tierras y capitales, ni a la incorporación de nuevas tecnologías y el ordenamiento territorial.

En conclusión, corresponde concebir que lo rural y lo urbano forman parte de una misma realidad y soberanía, y de un mismo país. Ninguno debe desaparecer sino complementarse y apoyarse; por ello transformar y cancelar la deuda histórica con el campo no será tarea fácil sin la participación y la intervención efectiva del Estado y su institucionalidad.

Lea el artículo completo en UN Periódico

(Por: fin/EACM/dmh//LOF
)
N.° 11

Otras noticias

El prototipo consta de un sistema hidráulico.

Ciencia & Tecnología

julio 26 de 2017

Sistema automático riega plantas ornamentales en viveros

Esta técnica consta de un sistema hidráulico que se encarga de llevar el agua...

En las instalaciones del Centro de Investigaciones Agropecuarias Marengo se enseña sobre sistemas productivos del altiplano colombiano. Fotos: Ovidio González S.

Desarrollo Rural

julio 26 de 2017

FOTOGALERÍA: Marengo, laboratorio del agro

Gallinas felices, vacas de alta producción y ovejas con mejor peso son algunos...

Los episodios de violencia afectan la memoria de corto plazo de las víctimas.

Política & Sociedad

julio 26 de 2017

Exposición a la violencia afecta capacidades cognitivas

Los traumas no resueltos por la exposición de las personas a la violencia...

El director Tobias Wunderli viaja por primera vez a Colombia.

Artes & Culturas

julio 26 de 2017

Colombia y Ecuador se adentran en la música clásica europea

Back to Nature o “regresar a la naturaleza” es uno de los conceptos principales...

Los hombres desarrollan más masa libre de grasa que las mujeres. (Foto: cortesía).

Salud

julio 26 de 2017

Los hombres consumen más oxígeno que las mujeres

Los hombres desarrollan más masa libre de grasa que las mujeres, lo que les...

Las personas deberían ser mucho más reflexivas y críticas respecto a sus propias producciones discursivas.

Artes & Culturas

julio 25 de 2017

Identidad y lenguaje, esenciales para enfrentar la globalización

El lenguaje es portador de todo tipo de relaciones, no solo interactivas, sino...

San Victorino ocupa unas 14 hectáreas, que equivaldrían a ocho cuadras.

Ciudad & Territorio

julio 25 de 2017

Todos los caminos conducen a San Victorino

El sistema vial de Bogotá confluye con fuerza hacia este sector, donde además...

Educación

julio 25 de 2017

Inducción a nuevos estudiantes

La Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales cuenta con 11...

En zócalos de Guatapé se resaltan aspectos importantes de la cultura antioqueña como los cargueros y silleteros. Fotos: cortesía Luz Mery Ayala Andica.

Educación

julio 25 de 2017

Zócalos de Guatapé, herramienta pedagógica para aprender historia

Aprovechar e incorporar el estudio de los característicos zócalos de este...

Los estudiantes de pregrado fueron los primeros en recibir la inducción.

Educación

julio 25 de 2017

A clase en la U.N. Sede Manizales, 860 nuevos estudiantes

El 31 de julio ingresarán al primer semestre académico 545 estudiantes...