Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Ecoaldeas mejoran la conectividad agroecológica

Contrario a los impactos de la mayoría de fincas de recreo, este modelo favorece tanto la cantidad, calidad, diversidad y extensión de los corredores ecológicos en los predios como los parches naturales, el manejo de suelos y una mayor conciencia ambiental.

Bogotá D. C., 22 de octubre de 2018Agencia de Noticias UN-

Una de las principales características de cualquier ecoaldea es que debe tener una organización horizontal. Fotos: archivo Unimedios

La experiencia de Granada ha logrado extender su rango de influencia hacia el resto de la región.

El boom de la agroecología en el país tiene sus orígenes en la década de los noventa.

La compra de productos al por mayor reduce la huella ambiental en forma considerable.

Se estima que una ecoaldea puede tardar hasta siete años en alcanzar la etapa de autosostenibilidad.

El agroecoturismo constituye una importante fuente de recursos de este tipo de propuestas.

Estas son algunas conclusiones de la investigación realizada por Mariana Pinzón como tesis de grado de la Maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) en tres comunidades con terrenos de los municipios de Granada, San Francisco y Silvania (Cundinamarca).

El estudio, adelantado mediante entrevistas en profundidad y registros fotográficos satelitales, concluyó que tras la llegada de los ecoaldeanos en estos tres casos, se avanzó positivamente en el mejoramiento de la estructura agroecológica principal (EAP), metodología desarrollada por el profesor Tomás León Sicard, del Instituto de Estudios Ambientales (IDEA), de la U.N., en la que se evalúan los aspectos mencionados.

Gracias a la implementación de los nuevos modelos se favoreció el tránsito de fauna silvestre, en la medida en que uno de sus objetivos incluye la restauración o conservación de corredores naturales que permitan preservar la biodiversidad de la región.

De la ciudad al campo

Las ecoaldeas son impulsadas por migrantes de la ciudad al campo, muchos de los cuales son profesionales motivados por el deseo de aprender sobre las labores agrarias, y otros pocos tienen conocimientos empíricos respecto a las faenas agrícolas y pecuarias.

La apuesta de los ecoaldeanos radica en buscar estilos de vida más comunitarios y sustentables por medio de prácticas como manejo agroecológico de cultivos, aprovechamiento de materiales locales, uso eficiente de aguas, reciclaje y compostaje de residuos, liderazgo en procesos de educación ambiental y prácticas organizativas comunitarias.

En algunos casos se implementan técnicas de cultivo en los que los productos se siembran según la técnica de “mínima labranza” y sin utilizar agroquímicos, además de desarrollar técnicas innovadoras para producir abono a partir de baños secos.

Tres modelos de ecoaldea

En Silvania se creó una finca agroecológica abierta a aprendices y voluntarios en la que se hace énfasis en la producción de hortalizas propias de la región; allí se hace el tratamiento de basuras y se promueve el ecoturismo, además de trabajar de la mano con 10 familias vecinas, con quienes se han establecido vínculos de cooperación.

Allí uno de los cultivos estrella es el de yacón, gracias a que con él se elabora un tipo de miel medicinal que ya tiene un mercado en Bogotá dentro del circuito de este tipo de productos especializados.

En Granada una comunidad de practicantes de Bhakti Yoga, conocida como Hare Krisna, ha desarrollado una economía autosostenible exitosa, gracias a que la organización permite establecer una serie de tareas específicas en su huerta agroecológica, donde también se realizan procesos educativos.

“Ha sido tal la influencia, que muchos de los campesinos que antes se dedicaban al monocultivo y usaban productos químicos hoy se han pasado a un esquema de producción orgánico que resulta rentable y tiene menos impacto sobre el medioambiente”, destaca la magíster.

Contar con un invernadero también les ha permitido diversificarse y suplir los requerimientos de la comunidad hasta en un 60 %, junto con una importante producción de excedentes, que les posibilita adquirir otros productos.

Esta ecoaldea está abierta a todos los visitantes sin importar su tendencia religiosa, aunque atrae especialmente a simpatizantes del vegetarianismo y de la práctica del yoga.

A diferencia de las dos primeras, la ecoaldea de San Francisco está conformada en especial por profesionales que decidieron asociarse para comprar una finca en la que ya había cultivos de café, plátano y cítricos, principalmente; hoy se centran en desarrollar proyectos ecoturísticos y educativos.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 442

Otras noticias

Los estudiantes trabajaron con el minidron Parrot Mambo. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Ciencia & Tecnología

noviembre 18 de 2019

UNAL se destaca en competencia de minidrones

El grupo BeeControlling ocupó el tercer lugar en la segunda versión de la...

Jesús Rodríguez Zepeda, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de México. Fotos: IEU-UNAL.

Ciudad & Territorio

noviembre 18 de 2019

Derecho a la no discriminación, otro conflicto urbano

El riesgo de abordar la discriminación solo como una experiencia jurídica es...

Un producto fitoterapéutico es aquel cuyas sustancias activas provienen de una planta medicinal. Foto: Luz Adriana Ruiz

Salud

noviembre 18 de 2019

A vigilar niveles de metales en productos naturales

Aunque en las muestras del estudio sobre productos fitoterapéuticos elaborados...

La Universidad de Ibagué fue el escenario de la tercera jornada del seminario itinerante “Hacia la consolidación de la paz: balance y perspectivas de la justicia transicional en Colombia”. Fotos: IEU.

Política & Sociedad

noviembre 18 de 2019

La verdad, uno de los grandes retos de la JEP

El Acuerdo de Paz que se firmó en La Habana y la manera innovadora en que se...

Según la FAO, entre 2007 y 2010 la pesca en el Pacífico colombiano aportó en promedio 77.000 toneladas.

Medioambiente

noviembre 18 de 2019

Calentamiento global reduciría hábitat de la sierra en el Pacífico

Al simular incrementos en la temperatura superficial del Pacífico colombiano,...


Componentes de la biomasa lignocelulósica. Fotos: Álvaro Gómez Peña, estudiante del Doctorado en Ingeniería Química de la Universidad de Colombia Sede Manizales

Medioambiente

noviembre 18 de 2019

Biomasa fraccionada potencializaría biorrefinerías

Un proceso de fraccionamiento secuencial, que maximiza la conversión de la...

En el Oriente Antioqueño se llevó a cabo el cuarto encuentro de Diálogo de Saberes.

Educación

noviembre 15 de 2019

UNAL promueve diálogos regionales para resolver problemas reales

“Este ejercicio quiere fortalecer la presencia de la Universidad en sus...

La comunidad afrodescendiente del municipio de Sevilla, en el Magdalena, construyó sus propias casas a partir de un proyecto de Vivienda de Interés Social Rural (VISR).

Ciudad & Territorio

noviembre 15 de 2019

Comunidad afro construye sus propias viviendas rurales saludables

En el municipio de Sevilla (Magdalena) –región bananera de la Sierra Nevada de...

Con este sistema automatizado se le puede dar un mayor valor agregado a las fresas. Fotos: Luis Palacios - Unimedios.

Ciencia & Tecnología

noviembre 15 de 2019

Sistema robotizado clasifica fresas y automatiza proceso de corte

Por medio de la aplicación de robots y de técnicas de visión de máquinas se...