Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Diseños sociales para combatir la pobreza extrema

Una huerta comunitaria diseñada con la comunidad de Usme, al suroriente de Bogotá, forma parte de los 27 proyectos de innovación social de distintas universidades adscritas a la Red Académica de Diseño (RAD).

Bogotá D. C., 03 de diciembre de 2015Agencia de Noticias UN -

Un total de 27 proyectos de innovación social fueron presentados en la Universidad de los Andes. Foto Nicolás Bojacá.

Daniel Salazar, estudiante de Diseño Industrial de la Universidad Nacional. Foto Nicolás Bojacá

Huerta Comunitaria. Foto Nicolás Bojacá

Andrés Sicard, profesor de la Escuela de Diseño Industrial de la U.N, Foto Nicolás Bojacá

La U.N. se articuló a proyectos y a programas de políticas públicas del Distrito. Foto Nicolás Bojacá

Este iniciativa, junto con otras como Apropiación del parque San Rafael y Hortalizas de Villa Rosita, fueron socializadas por la Universidad Nacional en un taller realizado en el marco del Encuentro Latinoamericano de Innovación Social desde el Sector Público, en la Universidad de los Andes. Se trata de algunas de las propuestas que desde el diseño y la innovación social buscan combatir la pobreza extrema.

Las violetas, espacio de convivencia, es el proyecto de cinco estudiantes de Diseño Industrial de la U.N., que alude a una zona en la localidad de Usme, al suroriente de Bogotá, donde conviven 60 familias que dependen de la agricultura y la ganadería.

Diana Romero, Ana María Fonseca, Henry Arbeláez, Daniel Salazar y Mateo Jamaica, trabajaron en la comunidad como mediadores para elaborar una huerta comunitaria que implementó el diseño participativo, con el fin de potencializar este tipo de iniciativas comunitarias.

Para esto, se realizó una prueba piloto en la que se utilizaron materiales de bajo costo como botellas plásticas transformadas en materas para la producción de esta huerta comunitaria.

Como subraya Daniel Salazar, no se trata de un producto o servicio, sino de un sistema de integración que busca generar oportunidades para que la misma comunidad lo desarrolle.

Desde este punto de vista, el diseñador es un facilitador de herramientas para la comunidad bajo la premisa de que todos pueden desarrollar la creatividad para la resolución de conflictos. “Las problemáticas complejas de una comunidad específica que se resuelven desde su base social generan un cambio en el pensamiento del grupo y propician la oportunidad de desarrollo productivo”, asegura el estudiante Salazar.

Según Andrés Sicard, coordinador del programa de Diseño industrial y líder del proyecto, todos los seres humanos tienen la capacidad de innovación y creatividad, pero la condición de pensar esos problemas desde la lógica del diseño es particular.

Pensar diseño es anticipar o proyectar una solución a futuro con una clara conciencia de lo que se puede lograr, advierte. “Lo que hacemos se articula a la realidad social y a las soluciones de diseño que están en el territorio que la gente ha sido capaz de construir, para resolver un problema”.

Para el docente, el diseño hace explícito los valores intrínsecos y los hace brillar; le incorpora elementos profesionales en cuanto a forma, modelo de negocio, replicabilidad y sostenibilidad; además, acompaña colectivamente el ejercicio de co-diseño que empodera a la comunidad para que se convierta en un modelo envidiable que todos quieran copiar.

Orígenes del proyecto

El espacio académico alrededor de la innovación social, para dar a conocer proyectos como los expuestos por la U.N., nació hace año y medio en la Universidad de los Andes. La experiencia, como cuenta el profesor Sicard, abrió el escenario para articular esta actividad con la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema (ANSPE) a través de la creación de un laboratorio de innovación social.

Luego se involucró a la Red Académica de Diseño (RAD), con el fin de que participaran todas las escuelas de diseño. Desde la Universidad Nacional se creó la asignatura de Diseño, Cultura y Sociedad, y otras dos en Diseño Gráfico. A partir de esto, tales asignaturas dejaron las aulas de clase para incorporar la responsabilidad social y mejorar las condiciones y calidad de vida de las comunidades. El diseño no se podía quedar en el salón de clase, había que ponerse en contacto con la realidad social y humana, para proponer una solución articulada, explica el profesor Sicard

A partir de entonces la U.N. se vinculó a  proyectos y a programas  de políticas públicas del Distrito y del Estado, a través del laboratorio de innovación social de la ANSPE.

A este proyecto se articula la Secretaría Distrital de Hábitat apoyando puntualmente dos programas: “Ecobarrios y mejoramiento integral de barrios”, en Bogotá.

A futuro la U.N., con el liderazgo del profesor Sicard, se tiene proyectado abrir un observatorio de innovación social, con el fin de que el diseño no solo se ligue con la industria, sino que le apueste al campo social.

(Por: Fin/NADC/MLA
)
N.° 858

Otras noticias

Economía & Organizaciones

julio 17 de 2019

Productos agroecológicos al alcance de todos

Aunque nació como un proyecto interno, desde septiembre de 2018 la Feria...

La fiebre aftosa es una enfermedad viral, muy contagiosa y de curso rápido, que afecta al ganado. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2019

Con analítica de datos identifican lugares susceptibles de brotes de aftosa

Investigadores del Laboratorio de Analítica de Datos de la Universidad Nacional...

En Colombia cerca de 450.000 personas son usuarias de la lengua de señas. Foto: Agencia de Noticias - Unimedios

Salud

julio 17 de 2019

Población sorda no está preparada para emergencias cardiopulmonares

Por esta razón, la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia...

El heliodón controla iluminación, humedad, selección de los materiales de construcción y ventilación en los diseños de una vivienda rural. Foto: Robinson Ortiz.

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2019

A casas rurales e invernaderos entrará mejor luz

Esto gracias a heliodón, un simulador que a partir del registro de la posición...

Ciencia & Tecnología

julio 16 de 2019

Escarabajos de Latinoamérica, más de 6.000 géneros en el Museo de Historia Natural

El escarabajo joya, capaz de detectar incendios forestales, o el taeniotes,...

El banano es una fruta de alto interés económico en África, Asia y América Latina. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 16 de 2019

Extractos de algas marinas estimularían las defensas del banano

Un extracto de la alga marina (Ascophyllum nodosum) activaría temporalmente...

Crece rápidamente en Colombia el número de familias y comunidades que dicen estar haciendo educación sin escuela. Foto: archivo Unimedios.

Educación

julio 16 de 2019

Educación sin escuela, ¿el fin de los colegios?

La Educación Sin Escuela (ESE) es una forma de pedagogía en la cual las...

Las mujeres solteras participaron en el debate que buscaba implementar el plebiscito para que la adopción de menores fuera un derecho exclusivo de las parejas heterosexuales.

Política & Sociedad

julio 16 de 2019

Soltería femenina sigue siendo estigmatizada en Colombia

Después de analizar 238 noticias de prensa relacionadas con “mujer y soltería”...

<em>Fusarium oxysporum raza 4 tropical</em> (Foc R4T) es un hongo devastador que ataca el 80 % de los bananos cultivados en el mundo.

Desarrollo Rural

julio 15 de 2019

Colombia está a tiempo de controlar propagación de plaga bananera

La marchitez por Fusarium oxysporum raza 4 tropical (Foc R4T), un hongo...

Desde el Laboratorio de Cultivo de Algas del Departamento de Biología de la UNAL se ha identificado el gran potencial de las algas tropicales. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 15 de 2019

Algas: fuente de alimentos, biodiésel, aceites, y hasta para combatir el cáncer

En el Laboratorio de Cultivo de Algas del Departamento de Biología de la...