Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Denuncia y confidencialidad evitarían acoso sexual

Pese a que la legislación colombiana define el acoso sexual como “reiteradas insinuaciones con connotaciones sexuales no consentidas”, todavía falta mucho por hacer para lograr cambios reales.

Bogotá D. C., 08 de marzo de 2018Agencia de Noticias UN-

El Protocolo para la prevención y atención de casos de violencias basadas en género y violencias sexuales de la U.N. es un ejemplo de los avances alcanzados.

“En vez de asustarnos deberíamos reflexionar respecto a la forma como nuestras hijas y sobrinas deberían ser tratadas”, destaca el profesor Quintero. Foto: Nicolás Bojacá / Unimedios.

Los orígenes del movimiento MeToo se remontan a la campaña iniciada por la activista afroamericana Tarana Burke.

Países como Francia evalúan aumentar a 15 o 16 años, la edad a partir de la cual una mujer puede tener relaciones sexuales consentidas.

Aunque después de la denuncia de la periodista Claudia Morales se esperaba que otras mujeres siguieran su ejemplo, el efecto fue contrario.

El próximo jueves 15 de marzo el Observatorio de Asuntos de Género tiene previsto realizar un foro sobre acoso sexual.

“Aunque hubo un punto de inflexión en el que un grupo de mujeres con poder logró hacer visibles ciertas reivindicaciones, mientras persista la ausencia de acciones encaminadas a la expedición de nuevas leyes y prácticas institucionales, además del compromiso de diversos sectores sociales que incluyan hombres con poder de decisión, no habrá cambios significativos”, destaca el profesor Óscar Quintero, director del Observatorio de Asuntos de Género de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

Según el docente, conductas como la mezcla entre notas y cerveza, ayudas académicas no solicitadas, obsequios no deseados, junto con la reiterada insistencia en elogiar aspectos del cuerpo, no son normales y la duda que puedan generar se debe ver como un aviso de alarma.

A pesar del incremento en el número de denuncias –equivalentes a 18.257 casos reportados entre 2016 y 2017, según Medicina Legal–, los resultados concretos son muy pobres y las campañas de sensibilización, junto con la adopción de medidas para evitar el acoso y la violencia sexual en entornos laborales y académicos, son incipientes.

“Aunque existen algunos vacíos en la legislación, el problema más grave tiene un carácter sociológico y cultural, debido a que los hombres no estamos dispuestos a aceptar estos cambios en la medida en que nuestra posición sigue siendo privilegiada”, explica el docente, para quien dicha postura tiene raíces históricas y culturales.

En sociedades como la colombiana es habitual y bien visto que los niños se acostumbren a que hacerle un cumplido o tocarle el cuerpo a una mujer es algo que se espera de ellos como parte de la construcción de la masculinidad que lo definirá en el futuro como un “macho”.

Cambio progresivo

Pese a esfuerzos como la expedición, el año pasado, del Protocolo para la prevención y atención de casos de violencias basadas en género y violencias sexuales de la U.N., el profesor Quintero observa que todavía hay mucho temor al hacer denuncias vinculadas con hechos de acoso sexual; de ahí la necesidad de buscar mecanismos que contribuyan a proteger a las víctimas.

“Si una mujer hace este tipo de denuncias se debe garantizar que no va a ser revictimizada o perseguida”, subraya el docente, quien cita como ejemplo el caso de Mónica Godoy, profesora de la Universidad de Ibagué despedida después de denunciar a un colega que habría ejercido estas conductas en forma reiterada.

A ello se suma el hecho de que los funcionarios no suelen tener la formación adecuada para recibir este tipo de denuncias y con frecuencia hacen preguntas o expresan comentarios inadecuados –detalles y descripción del hecho–, que terminan generando una situación de revictimización.

Por estos motivos es urgente que la academia adelante investigaciones sistemáticas a partir de las cuales se logren determinar factores asociados con este fenómeno social: cómo se manifiesta, en qué contextos y cuáles sus características, entre otros.

Aunque la ciudad es el gran escenario en el que se presentan estos incidentes, evidenciados en comentarios que conllevan propuestas sexuales explícitas, junto con tocamientos y conductas más agresivas, su manifestación más notable se presenta en relaciones de poder y subordinación como empresas y universidades.

No obstante el docente también llama la atención sobre la importante labor de instituciones como las secretarías de la mujer y de iniciativas como la Línea Púrpura Distrital –01 8000 112 137 y 3007551846 vía Whatsapp–, junto con la implementación progresiva por parte del Estado colombiano de la “Convención para la eliminación de cualquier tipo de discriminación contra la mujer” adoptada por la ONU en 1979.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 250

Otras noticias

El modelo retoma los aprendizajes de México, Jamaica y Costa Rica, donde ya existe la Red de Laboratorios de Innovación.

Ciencia & Tecnología

agosto 16 de 2018

80 iniciativas innovadoras aportarán a la construcción de paz

En la presentación de resultados del Laboratorio de Innovación para la Paz, la...

La U.N. obtuvo la certificación ISO 140001 del Icontec.

Educación

agosto 16 de 2018

La U.N. recibe certificación ISO 14001 por su Sistema de Gestión Ambiental

Gracias al trabajo en conjunto de la comunidad y acciones como la reducción del...

Profesora Dolly Montoya Castaño, rectora de la U.N, y profesor Jaime Franky, vicerrector Sede Bogotá. Fotos: Santiago Rodríguez – Unimedios.

Educación

agosto 16 de 2018

La U.N. rechaza actos violentos y convoca a velatón

Este jueves a las 6:00 p. m. se llevará a cabo una velatón, convocada por los...

El Laboratorio Cano 5 recibirá al público hasta el 30 de agosto.

Artes & Culturas

agosto 16 de 2018

El arte del Laboratorio Cano 5, de boca en boca

Los saberes generacionales –heredados de los ancestros– y los saberes...

El público podrá disfrutar de las películas del UnalFest hasta el sábado 18 de agosto.

Artes & Culturas

agosto 16 de 2018

UnalFest estará en seis salas de cine de Bogotá

Cortometrajes, documentales y animaciones forman parte de las 20 obras que se...

El único cultivar de morera utilizado en el país para producir seda tiene un rendimiento un 43 % menor al de otros cultivares. Fotos: Angélica Víquez.

Desarrollo Rural

agosto 16 de 2018

Protocolo optimizaría producción de morera en el Cauca

De 100 plantas sembradas en cultivares “alternativos”, alrededor de 97 mueren...

Se estima que de unas 10.000 toneladas de residuos de construcción producidas diariamente en Medellín se recicla el 9 %. Fotos: cortesía Érica Mejía Restrepo.

Ciencia & Tecnología

agosto 16 de 2018

Residuos de construcción aportan nutrientes a suelos degradados

La adición de estos escombros a suelos degradados por minería urbana, además de...

Los agricultores implementan el mismo tratamiento para hacerle frente a plagas y enfermedades de las plantas, sin considerar altura, humedad o temperatura. Foto: Lina María Caro.

Desarrollo Rural

agosto 16 de 2018

Cultivo de uva Isabella se quedaría sin relevo generacional

En las veredas Patio Bonito y Barranco Bajo, del municipio de Ginebra (Valle),...

La profesora Dolly Montoya Castaño, rectora de la U.N., visitó la Sede Tumaco y anunció un trabajo integral para beneficio de la comunidad.

Educación

agosto 16 de 2018

580 jóvenes de Tumaco estudian en la U.N. gracias al Peama

Bachilleres de este y los demás municipios costeros de Nariño han ingresado a...

La pendiente pronunciada del Mulato por la montaña hace que las precipitaciones aumenten significativamente su caudal. Fotos: Santiago Duque Escobar

Medioambiente

agosto 16 de 2018

Mientras no se tomen medidas, Mocoa seguirá expuesta a tragedias ambientales

Cinco de los barrios afectados por las inundaciones del pasado domingo 12 de...