Escudo de la República de Colombia

Economía & Organizaciones

Cultivos en familia, apuesta productiva para desplazados

Un modelo productivo, basado en el cultivo urbano de hongos comestibles, se perfila como una alternativa económica sostenible para familias víctimas del desplazamiento forzado en Colombia.

Bogotá D. C., 02 de marzo de 2016Agencia de Noticias UN-

El espíritu de las viviendas de sustento es desarrollar comunidades productivas.

El modelo propuesto por el biólogo crea una sinergia social, que desvanece el egoísmo.

Según la conformación del tejido de esa red productiva, pueden cambiar los porcentajes de ganancia dentro del proceso productivo.

El proceso incluye una capacitación a las familias para que sepan cómo y cuándo cosechar, empacar y registrar.

La fungicultura, también conocida como micocultura, es el arte de cultivar setas u otros hongos comestibles en un medio controlado.

Se trata del trabajo de grado de la Maestría en Hábitat del microbiólogo Nelson René Cervantes, denominado Las viviendas de sustento. Este aborda un modelo sistémico de fungicultura urbana para la “reinclusión social de las víctimas del desplazamiento forzado, mediante la superación de su vulnerabilidad". El proyecto podría ser el punto de partida para el desarrollo de comunidades productivas que han padecido el fenómeno. Solo en Bogotá, las víctimas conforman una población que supera las 300.000 personas. 

En esencia, la constitución de las viviendas de sustento es un modelo de emprendimiento, en el cual las familias desplazadas son instruidas en el acondicionamiento de sus viviendas para fungicultura con capacidad productiva. Instruir a las familias desplazadas en agricultura urbana, y en cómo empacar y registrar, es uno de los componentes del modelo propuesto por el microbiólogo Nelson Cervantes.

En términos generales, la fungicultura, también conocida como micocultura, es el arte de cultivar setas u otros hongos comestibles en un medio controlado; en este caso, las propias viviendas de estas familias. 

El modelo no ha sido implementado aún, pero en los últimos años se han ejecutado pruebas de diversos niveles, en regiones como Palmira, Cali, Miranda (Cauca), Villavicencio (Meta), Florencia (Caquetá), Pacho (Cundinamarca) y la capital del país. 

Más allá de lo económico, las viviendas de sustento tienen como espíritu crear una sinergia social. De hecho, uno de sus componentes es que las familias pueden replicar su modelo productivo con otras, e incluso crear redes de abastecimiento de los productos que se sustraen de las setas cultivadas en el hogar. 

Las familias adquieren bolsas de setas de 3 kilos, que son sometidas a cultivo en determinadas condiciones de humedad. Siete días después, estas han generado una cosecha que puede empezar a comercializarse. 

Dado que estas viviendas de sustento no se insertan dentro de una lógica asistencialista, las familias compran las bolsas, pero pueden obtener una utilidad hasta del 30 % de cada inversión que realicen. 

Por ejemplo, una madre cabeza de familia puede adquirir 390 bolsas del hongo, que le dan una utilidad neta de más de un salario mínimo, sin tener que abandonar su casa, pues los hongos salen solos, una y otra vez, después de haber sido cosechados. Una vez cumplida esa etapa, su trabajo consiste en cortarlos oportunamente y empacarlos. Esta madre puede, inclusive, saber si un hongo está creciendo normalmente, debido a que cuenta con una cartilla pedagógica que le indica bajo qué circunstancias debe llamar al técnico para una solución. 

El cuarto, que es exclusivo para el cultivo, contiene un equipo que mantiene una aireación y humedad ambiental ideal para el mismo. Este se regula automáticamente, sin que el propietario de la vivienda deba intervenir. Dicho equipo se le suministra cuando adquiere las bolsas con los hongos colonizados. 

El proyecto de viviendas de sustento cumple con cuatro objetivos, derivados de múltiples cuestionamientos a la estrategia empresarial: productivos, organizacionales, de calidad de vida y responsabilidad ambiental. 

Una primera problemática productiva fue cómo desarrollar un medio de vida sostenible para familias desplazadas que se encuentran en condición de vulnerabilidad. La solución que se planteó fue desarrollar cultivos de hongos comestibles en el interior de las viviendas de las familias, y allí adecuar un cuarto aclimatado para que el hongo se cultive con la menor intervención humana posible. 

Nelson Cervantes tomó las teorías de expertos alrededor de temas como la acción comunal, las empresas sociales y el apoyo mutuo para desarrollar el componente organizacional. Esto se tradujo en la capacidad de las familias para resolver sus propios problemas y propiciar condiciones para una reinclusión a partir de actos colectivos y no individuales (en este caso de producción). 

La calidad de vida se subsana a partir de la creación de comunidades autosostenibles, más para superar la vulnerabilidad que para mejorar el nivel adquisitivo. 

Por último, las viviendas cumplen el objetivo de responsabilidad ambiental, toda vez que las familias se apropian de recursos locales subutilizados o de desechos agroindustriales. Desperdicios como cáscara de cacao, bagazo de caña, pulpa de café, hoja de plátano seca, tamo, zuro del maíz, entre otros, se usan para producir un alimento funcional y de gran demanda en el mercado.

(Por: Fin/HEVC/MLA/JAAH
)
N.° 243

Otras noticias

La modernización se basa en el desarrollo tecnológico y en una educación de calidad. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

agosto 14 de 2020

La modernización se alcanza con transformación tecnológica

Países como China y Taiwán comparten la apuesta por la innovación y la...

La epidemiología basada en aguas residuales (WBE) podría ser la herramienta para monitorear la presencia de COVID-19. Foto: Nathalia Flórez.

Salud

agosto 14 de 2020

Detectan trazas de SARS-CoV-2 en aguas residuales

El hallazgo de vestigios del nuevo coronavirus en aguas residuales del área...

Imagen del sensor remoto CNES - Airbus, Google Earth Pro de 2019, que muestra la barra que separaba al Amazonas del Loretoyacu, protegiendo a Puerto Nariño. Fotos: Harrison Calderón.

Medioambiente

agosto 14 de 2020

Río Amazonas amenaza a Puerto Nariño

Durante el primer semestre de 2020, en la temporada de aguas altas, el...

Una de las causas de abandono empresarial en Colombia se asocia con problemas para identificar el nicho de mercado.

Economía & Organizaciones

agosto 13 de 2020

Éxito de los emprendimientos depende del nicho de mercado

Una investigación reveló que muchos de los proyectos que surgen de estudiantes...

Educación

agosto 13 de 2020

Comunicado No. 20 de 2020 de la Rectoría

Auditoría para que la DIAN realice el cobro coactivo de recursos de la...

Los invitados al ciclo “Realidades y retos de los escenarios de reincorporación” aseguran que hablar de educación con las IES es un ejercicio de transformación. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

agosto 13 de 2020

Educación y sustento económico, pasos firmes para la reincorporación

Seguridad, educación y actividades productivas son clave para para que los...

William Ariel Sarache Castro, docente de la UNAL Sede Manizales. Fotos: grupo de investigación en Innovación y Desarrollo Tecnológico - UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

agosto 13 de 2020

Modelo determinaría dónde instalar plantas de biocombustibles

Esta metodología será una guía para tomar decisiones de localización de las...

Los modelos permiten el flujo constante del agua para optimizar su uso y evitar desperdicios en un territorio donde escasea. Foto: grupo Jouktai.

Desarrollo Rural

agosto 13 de 2020

Cultivos aeropónicos mejorarían nutrición en La Guajira

Por medio de un prototipo aeropónico se disminuiría el consumo de agua hasta en...

El programa, originalmente presencial, tuvo que reinventarse a causa de la cuarentena por la pandemia.

Salud

agosto 13 de 2020

“Cuidando a los cuidadores” se crece en las redes sociales

A raíz de la pandemia, la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional de...

La investigación se llevó a cabo en seis fincas de Santa Rosa de Tapias, en Guacarí (Valle del Cauca). Fotos: Carlos Madriñán.

Desarrollo Rural

agosto 13 de 2020

Variedad de cultivos protege biodiversidad de fincas

Los agricultores que tienen variedad vegetal en sus fincas generan más...