Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Cultivos de plátano marcan crisis económica del Chocó

Mientras en 1985 la producción de banano chocoano alcanzó las 500 mil toneladas –parte de las cuales podía incluso llegar a Cartagena–, durante los años noventa esta disminuyó en forma ostensible.

Bogotá D. C., 12 de octubre de 2017Agencia de Noticias UN-

Colombia es uno de los principales productores de banano del mundo, después de Ghana, Camerún y Uganda.

Las pequeñas plantaciones de plátano se han visto afectadas por las aspersiones con glifosato.

El plátano fue introducido en América hacia 1516 por el sacerdote dominico Tomás de Berlanga.

El banano produce un líquido que suele usarse para sellar los alambiques artesanales en los que se produce el licor de biche.

Las diversas variedades de plátano contribuyen a garantizar la soberanía alimentaria del departamento.

El cultivo de la marabaya se ha venido fortaleciendo en diversas regiones del departamento de Chocó.

El investigador Daniel Varela considera que “este comportamiento refleja la crisis económica del Chocó”, y advierte que desde 2012 la situación empeoró, cuando se produjeron apenas 150 mil toneladas, tendencia que puede explicar la difícil situación de la región.

El estudio fue adelantado por un grupo de expertos, entre ellos Varela y Carlos Andrés Meza, magíster en Antropología Social de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) e investigador del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH).

El análisis de la situación chocoana también reveló que los habitantes de este departamento –cultivadores y consumidores ancestrales del plátano hartón– se debaten hoy entre los cultivos tradicionales para su sustento y el monocultivo que impone el mercado para jalonar la economía regional.

Según el investigador Meza, mientras que en el primer casos se enfrentarían a una situación en la que los precios son excesivamente bajos, la otra cara de la moneda les muestra un tipo de plantación cuyo producto es visto en la región como un “veneno”, debido a la gran cantidad de químicos empleados para controlar las plagas y preservar su vida útil.

Alto consumo interno

Fruto del interés por encontrar una respuesta a las transformaciones que ha sufrido la vida de los campesinos del Chocó, cuatro antropólogos de la U.N. determinaron que el plátano es la principal fuente de alimento de sus habitantes y que circula por las redes hídricas conformadas por los ríos Atrato (Quibdó, Munguidó y Bojayá), San Juan (Andagoya, Istmina y Las Mojarras) y Baudó (Puerto Meluk y Pie de Pató).

Debido a que el Chocó es un departamento en el que la mayoría de los productos para consumo interno proviene de otras regiones del país, el plátano cobra especial relevancia. Sus orígenes se remontan a la necesidad de alimentar a los esclavos durante las largas travesías a las que los sometían desde África hasta las grandes plantaciones de azúcar y yacimientos mineros de América.

A diferencia de los centros urbanos como Bogotá o Medellín, en el Chocó el plátano tiene la particularidad de consumirse verde y en las más variadas formas, bien sea cocido en agua, asado o frito: “rara vez se consume maduro o preparado como postre”, acota el investigador Varela.

“Se ha establecido una diferencia sustancial entre el plátano hartón –cuya tala y porte son mayores que los demás– y lo que en el Chocó se conoce como marabaya –banano, primitivo, guineo y cachaco, entre otros–”, explica el investigador Varela, quien destaca que mientras el primero se vende por raciones de 64 plátanos, los racimos de las otras variedades no tienen ningún estándar de comercialización.

A pesar de la gran demanda de estos productos en la capital del Chocó, los autores del estudio observan que la producción puede variar entre una y otra región, debido a factores asociados con la presencia de explotación minera, que en la mayoría de los casos es ilegal, mientras que regiones como Bojayá y el medio y bajo Atrato tratan de abrirse hacia un mercado nacional e internacional.

“Mientras que en Quibdó una ración cuesta en promedio 33 mil pesos, un racimo de banano cuesta 15 pesos, sumado al hecho de que el plátano hartón resulta más nutritivo”, explica la antropóloga Liliana Gracia, y precisa que además el cultivo del hartón requiere muchos más cuidados.

Aunque la región de San Juan es considerada como eminentemente minera, una de las sorpresas con las que se encontró el equipo de investigación es que su producción de plátano y marabaya es suficiente para autoconsumo, gracias a la presencia de pequeños refugios de producción agrícola.

Antes del recrudecimiento del conflicto armado de finales de los años ochenta y noventa, y parte del nuevo milenio, el plátano se producía en el Baudó –región de vocación agrícola– e incluso llegó a ser comercializado en Buenaventura; sin embargo la cadena comercial se ha roto y los intermediarios se quedan con gran parte de las ganancias.

Los avances de la investigación serán presentados en el marco de la Semana CES, que se desarrollará entre el 17 y el 21 de octubre en el Edificio de Posgrados Rogelio Salmona de la U.N. Sede Bogotá.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 605

Otras noticias

Montaje de los tubos de cobre en el sistema de acumulación propuesto. Fotos: archivo particular

Ciencia & Tecnología

diciembre 19 de 2018

Sistema acumula energía solar para deshidratar productos agrícolas

El rendimiento energético de los sistemas que funcionan con energía solar...

La “Noche de las ideas 2019” se realizará el 31 de enero.

Política & Sociedad

diciembre 18 de 2018

La U.N. se conectará con el mundo en ‘La noche de las ideas’

En ocho de las ciudades en las que tiene presencia la Universidad Nacional de...

Los incentivos producto de reconocimientos como el Premio L'Oréal-Unesco serán empleados en desplazamientos a campo e investigación científica. Foto: archivo particular - Eduardo Molina.

Medioambiente

diciembre 18 de 2018

Animales nativos pierden su hábitat por incendios forestales

En el departamento del Vichada, los incrementos de temperatura asociados con el...

Este importante acercamiento entre la Universidad de Gante (Ghent Unversity) y la U.N. fue impulsado por la Dirección de Relaciones Exteriores (DRE) de la U.N. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Educación

diciembre 18 de 2018

La U.N. estrecha vínculos de cooperación con la Universidad de Gante

Durante el encuentro, representantes de la Universidad Nacional de Colombia...

Un grupo de cinco titíes de la especie <em>Saguinus leucopus</em> se encuentra en proceso de rehabilitación en la Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres (Urras). Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Medioambiente

diciembre 18 de 2018

La U.N. rehabilita titíes grises víctimas del tráfico de especies

Se trata de un grupo de cinco titíes Saguinus leucopus, una especie endémica de...

La exposición recoge aspectos de las colecciones sobre derechos humanos que custodia la U.N.

Política & Sociedad

diciembre 17 de 2018

Exposición virtual visibiliza el trabajo de la U.N. en derechos humanos

Más de 200 investigaciones de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) sobre...

El equipo de la U.N. estuvo conformado por Juan Nicolás Claro, José Alejandro Rojas, Édgar Felipe Galíndez, Luis Eduardo Herrera y Nicolás Torres. Fotos: Nicolás Bojacá - Unimedios.

Educación

diciembre 17 de 2018

La U.N. subcampeona en torneo internacional de física

La delegación de estudiantes que representó a la Universidad Nacional de...

El estudio ofrece una aproximación a la dinámica de urbanización de Leticia y Tabatinga, dos ciudades fronterizas de la Amazonia. Fotos: archivo particular.

Ciudad & Territorio

diciembre 17 de 2018

Viviendas informales rondan frontera amazónica

En el censo de 1993, solo en Leticia se registraron cerca de 20.000 habitantes...

Las bacterias heterotróficas procesan los residuos orgánicos y convierten en proteína el nitrógeno que consumen. Fotos: Nicolás Bojacá - Unimedios

Desarrollo Rural

diciembre 17 de 2018

Biofloc y policultivo aumentan productividad de peces

El uso de esta técnica alimenticia, que se hace a partir de residuos, y la...

<em>Anadia bogotensis</em> es una especie diurna que habita debajo de la vegetación, la hojarasca y las rocas. Fotos: archivo particular

Medioambiente

diciembre 14 de 2018

Lagartija de Bogotá amenazada por urbanización en La Calera

La actual destrucción de los ecosistemas en el país es preocupante para las...