Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Corredor vial Cano-Mojarras, una vía susceptible a deslizamientos

De los 89 km estudiados, 45 se encuentran en zonas de susceptibilidad alta o muy alta a sufrir deslizamientos de tierra, y los 44 restantes están en moderada, baja o muy baja.

Bogotá D. C., 11 de julio de 2019Agencia de Noticias UN-

El corredor vial Cano-Mojarras forma parte de la Troncal de Occidente, que atraviesa Colombia de norte a sur. Foto: archivo Unimedios.

Zonificación de la susceptibilidad del terreno a los deslizamientos en la zona de estudio.

Inventario de deslizamientos y zonificación de la susceptibilidad del terreno en la zona de estudio.

Los taludes de tierra en las vías afectan la movilidad, el transporte de suministros y el comercio.

Conocer la susceptibilidad de deslizamientos en las vías es el primer paso para elaborar planes de gestión del riesgo.

Luisa Fernanda Osorio Marín, magíster en Geomática de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), realizó una zonificación del reparto espacial de los sitios donde podrían ocurrir deslizamientos de tierra en esta carretera del suroccidente de Colombia, entre Cauca y Nariño.

Se seleccionó este tramo como zona de estudio por su alta ocurrencia de procesos de remoción en masa en taludes de corte de la vía, los cuales afectan la movilidad, el transporte de suministros y el comercio en la Troncal de Occidente, uno de los corredores viales más importantes del país, que atraviesa el territorio colombiano de sur a norte.

Para el estudio, la investigadora realizó un inventario histórico de deslizamientos ocurridos entre 2007 y 2018 a partir de una base de datos elaborada por el Instituto Nacional de Vías (Invías) con 378 registros de emergencias viales, que corresponden a eventos ocasionados por el desprendimiento de material de las laderas que obstruyeron el paso vehicular en el corredor vial.

Después seleccionó las variables relacionadas con la estabilidad del terreno, como pendiente, aspecto, curvatura, índice topográfico de humedad (ITH) y densidad de drenajes, la mayoría de las cuales se eligió a partir de modelos digitales de elevación, estructuras numéricas de datos que representan la topografía de un terreno.

“Este fue uno de los principales insumos para hacer la zonificación de la susceptibilidad, además de otras variables temáticas que se extrajeron de información de entidades oficiales, como la cobertura de la tierra y la litología (parte de la geología que estudia las características de las rocas que constituyen una determinada formación)”, detalló la magíster.

A partir de esta información elaboró un análisis estadístico bivariado, que consistió en analizar en dónde ocurrían los deslizamientos y qué tanto se relacionaban con las variables seleccionadas y con los registros del inventario de deslizamientos en el área de estudio, con lo que se obtuvo un índice de susceptibilidad a deslizamientos (ISL).

Además dentro de su trabajo propuso el concepto de “corredor hidro-geomorfométrico” como una metodología para delimitar áreas de estudio enfocado a proyectos de susceptibilidad en corredores viales, ya que los estudios de zonificación de los deslizamientos se realizan hoy a gran escala y no enfocados específicamente en la infraestructura vial.

“Con ese concepto esperábamos obtener –a partir de algoritmos en un modelo digital de elevación– un corredor que se limitara a las cuencas y microcuencas que se superponían e influían directamente sobre la vía para hacer el análisis de susceptibilidad”.

Este proceso arrojó que de los 89 km que componen el corredor vial Cano-Mojarras, 45 se encuentran en zonas de susceptibilidad alta o muy alta a sufrir deslizamientos de tierra, y los 44 restantes en moderada, baja o muy baja.

“A pesar de estar dividida en cinco categorías, gran parte de la vía es susceptible a los deslizamientos, aunque en algunas zonas el porcentaje es bajo, por lo que se requiere de intervención para hacer gestión del riesgo en este corredor vial”.

Un modelo replicable

La magíster comenta que identificar la susceptibilidad del terreno a los deslizamientos es el primer paso para llegar a un proyecto de gestión del riesgo. Después de detectar esas zonas, incluir en el análisis factores detonantes, como lluvias o sismos, permitiría identificar puntos de amenaza e infraestructura que puede ser vulnerable.

La metodología se podría aplicar en otras vías del país, como la afectada vía al Llano, en la que, según explica la magíster, se debería estudiar el historial de los eventos ocurridos, además de incluir otras variables del terreno.

“Sé que una de las variables que influye en la afectación de la vía al Llano es la infraestructura circundante, como el criadero de pollos que se encuentra en la parte superior de la ladera de la montaña. Ese tipo de variables se van incluyendo en el modelo, y a partir de ahí se identifica qué zonas de la vía son susceptibles para decidir dónde hacer una obra de contención o drenar la montaña para que no afecte la vía”, señala la magíster.

(Por: fin/ALP/dmh/LOF
)
N.° 456

Otras noticias

De los 20 programas acreditados en alta calidad, 6 son de pregrado y 14 de posgrado. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

abril 22 de 2021

Acreditación en Alta Calidad para 20 programas de la UNAL

El Ministerio de Educación Nacional les otorgó la Acreditación de Alta Calidad...

El emprendimiento va de la mano con un proyecto de vida que le permita mantenerse en el tiempo. Fotos: Equipo de trabajo UNAL Sede Palmira.

Economía & Organizaciones

abril 22 de 2021

UNAL apoya a emprendedores de Palmira

Artesanías en guadua, suvenirs en papel orgánico, precolombinos, muebles,...

Se abordó como caso de estudio en campo el Parque Temático Chaquén, de la localidad de Sumapaz. Foto: Ángela Yinet Camargo.

Desarrollo Rural

abril 22 de 2021

Innovación agroecológica debe partir de la comunidad

Los procesos que nacen de la autogestión y de las necesidades de los...

Algunos cuellos de botella en la cadena de pesca artesanal en el Pacífico son: escasez de insumos, acopio, sobrepesca y cambio climático. Fotos: Unimedios.

Medioambiente

abril 22 de 2021

Conocer los recursos pesqueros ayuda a enfrentar el cambio climático

Con base en las proyecciones de que la temperatura del Pacífico podría subir 3...

La rana <i>Pristimantis medemi</i> habita abundantemente en zonas altas y bajas de Villavicencio. Foto: Andrés Felipe Aponte.

Medioambiente

abril 22 de 2021

Rana de lluvia en peligro por disminución de bosques

Las altas temperaturas que alcanzan las zonas bajas de Villavicencio (Meta)...

La tórtola fue la especie más encontrada en las cuatro ciudades analizadas. Foto: Fernando da Rosa.

Medioambiente

abril 22 de 2021

Aves urbanas tienden a ser las mismas en distintas ciudades

Ciudades del norte de los Andes, entre las que figuran Medellín, Cali y Bogotá,...

UNAL ha vacunado al 93 % del personal de salud, entre profesores, residentes y estudiantes. Fotos: Brandon Pinto - Unimedios.

Salud

abril 22 de 2021

Más del 90% del personal de salud de la UNAL ha sido vacunado

A pesar de los desafíos que se han presentado para la vacunación contra...

La UNAL debe promover más espacios para la reflexión pedagógica. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

abril 22 de 2021

Institucionalizar espacios de reflexión pedagógica, reto para la UNAL

Generar “altos en el camino” para que la comunidad universitaria piense en la...

Nido de águila sobre la cúpula de una estructura de la subestación Uribe, en Manizales. Fotos: Jhon Estiven Arias.

Ciencia & Tecnología

abril 22 de 2021

Dispositivos que ahuyentan animales evitarían accidentes eléctricos

Un conjunto de soluciones –agrupadas en la estrategia bIOT– busca aprovechar la...

Esquema físico de la red inalámbrica. Foto: Unimedios.

Educación

abril 21 de 2021

Herramienta digital mejoraría desempeño en los colegios

Esta plataforma en línea podría ser utilizada por todos los docentes de...