Escudo de la República de Colombia

Salud

Colombianos no saben qué hacer con medicamentos vencidos o en desuso

Aunque laboratorios y centros de atención médica cumplen con la normatividad, una encuesta realizada en cuatro ciudades muestra que el 86 % de las personas no sabe dónde depositar estos productos.

Bogotá D. C., 20 de septiembre de 2018Agencia de Noticias UN-

Analgésicos y medicamentos para el tratamiento de gastritis, hipertensión y tiroides son los que más se desechan. Fotos: Nicolás Bojacá - Archivo Unimedios

La muestra estuvo compuesta por 450 encuestas realizadas en Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga y Cali.

Para el profesor José Julián López, el estudio realizado por el Cimun constituye una oportunidad de mejora.

Los médicos deberían prescribir los tratamientos estrictamente necesarios que requieran medicamentos.

La industria farmacéutica debería ofrecer dosis más adecuadas.

Laboratorios, hospitales y clínicas cuentan con planes adecuados para el manejo de residuos.

Esta es una de las principales conclusiones a las que llegó un estudio realizado por el Centro de Información de Medicamentos (Cimun) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) para el Ministerio de Salud, a partir de una muestra conformada por 450 encuestas realizadas en Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga y Cali, a la que se sumó información suministrada por seis laboratorios y cinco instituciones hospitalarias.

Respecto a la disposición final de los medicamentos que ya no serán usados, los resultados fueron: 22 % lo arroja a la basura, 18 % lo dona a distintas instituciones, otro 18 % no tiene conocimiento sobre el procedimiento a seguir en estos casos, 6 % lo arroja al inodoro o lavamanos y 3,8 % lo entrega en puntos especiales para ser reciclado.

“Como sociedad y país resulta muy preocupante que nuestro sistema de salud contemple la entrega medicamentos que no serán empleados”, destaca el profesor José Julián López, director del Cimun.

Para el docente, aunque la gran mayoría de medicamentos que se desechan corresponden a tratamientos para hipertensión, diabetes y dislipidemia, también se han encontrado algunos para el cáncer, cuyo costo puede oscilar entre los 40 y 50 millones de pesos.

Hogares, el principal problema

Según el estudio se pudo establecer que en el 78 % de los hogares de la muestra había medicamentos sobrantes, y aunque el 25 % de ese porcentaje equivale a que las personas se mejoraron y dejaron de tomarlos, un 15 % manifestó que había olvidado terminar el tratamiento, un 6 % recibió dosis de más por parte de la EPS, y un 10 % debió cambiar la medicación.

A pesar de las campañas sobre la correcta disposición de medicamentos, el 81 % de los encuestados no tiene conocimiento de los puntos donde podría disponer en forma adecuada de aquellos que ya no usa. Sin embargo el 91 % manifestó ser consciente de las posibles afectaciones que podrían causar al medioambiente, pero cerca del 50 % considera que arrojarlos a la basura es un procedimiento adecuado.

Aunque ningún estudio serio realizado en el país demuestra el impacto de arrojar medicamentos a fuentes de agua o rellenos sanitarios, sí llama la atención que el 90 % de los medicamentos que se desechan en los hogares sean de prescripción médica, y solo un 10 % corresponda a automedicación.

Capacitación y programación

Como posibles soluciones al problema, el Cimun le propuso al Ministerio de Salud que le pida a los laboratorios optimizar el programa de producción, de tal manera que se evite generar sobrantes, además de hacer un mejor entrenamiento al personal que trabaje en hospitales para que tengan mayor conocimiento del manejo de estos residuos.

Respecto a la situación que se registra en los hogares, además de incrementar las actividades encaminadas a concientizar al gran público, los especialistas del área farmacéutica deberán estar atentos a instruir a los pacientes sobre la importancia de concluir con la prescripción completa del tratamiento.

Por otra parte, el profesor López llama la atención sobre la importancia de que el médico prescriba los medicamentos estrictamente necesarios, puesto que un cambio en los hábitos de vida podría hacer la diferencia.

“En una sociedad que cada día se hace más vieja, los médicos deberían tener mayor control sobre el medicamento que recetan; tener en cuenta, por ejemplo, que la osteoporosis o la calvicie forman parte de un proceso normal”, puntualiza el docente.

De igual manera se debería evaluar la necesidad de continuar medicando a un paciente en estado terminal, para quien tratamientos paliativos resultarían más adecuados en procura de mejorarle la calidad de vida durante sus últimos días.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 275

Otras noticias

Como la tapia modular es una estructura más angosta, puede ser manipulada por operarios hombres y mujeres. Fotos: archivo particular

Ciencia & Tecnología

enero 21 de 2019

Tapia modular elaborada con residuos recibe registro de la SIC

En esta estructura, diseñada como un muro prefabricado, se aplica la tecnología...

Los estudiantes de la Sede Palmira socializaron las respuestas al pliego de exigencias de la mesa multiestamentaria.

Educación

enero 18 de 2019

Estudiantes de la U.N. de todo el país vuelven a clases

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) de las sedes...

Desplazarse en bicicleta en la localidad de Kennedy expone a los ciclistas a niveles no permitidos de contaminación. Fotos: archivo particular.

Ciudad & Territorio

enero 18 de 2019

Biciusuarios de Kennedy, los más afectados por aire contaminado

Trasladarse en bicicleta por la ciclorruta de esta localidad de Bogotá expone a...

Gracias a los avances tecnológicos, diagnósticos y terapéuticos, la mortalidad por enfermedades crónicas ha disminuido. Fotos: archivo particular.

Salud

enero 18 de 2019

Cuidado de pacientes crónicos debe ser individualizado

El plan de cuidado de enfermería para el paciente terminal en la Unidad de...

En las zonas de páramo se suelen producir quemas controladas para aprovechar el suelo en actividades ganaderas. Fotos: Ricardo González - Archivo Unimedios

Medioambiente

enero 18 de 2019

Colombia no está preparada para los incendios forestales

Pese al gran impacto de estas conflagraciones, faltan estudios para prevenir y,...

Murab es un robot que pretende realizar valoraciones más efectivas y rápidas de cáncer de seno y enfermedades musculares. Fotos: Murab

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2019

Algoritmos perfeccionan tarea de robot que diagnostica cáncer

El proyecto Murab (por MRI and Ultrasound Robotic Assisted Biopsy), un robot...

La iniciativa desarrollada por el estudiante de la U.N. es pionera en este tipo de emprendimientos. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Economía & Organizaciones

enero 17 de 2019

Plataforma abre nuevos mercados a emprendimientos rurales

Corporación Joven Pro es el nombre de esta iniciativa tecnológica que busca...

<em>Botrytis cinérea</em> es un hongo patógeno que se hospeda en todo tipo de plantas, en este caso en la flor del tomate chonto. Fotos: Óscar Archila.

Desarrollo Rural

enero 17 de 2019

Técnicas de control reducen uso de fungicidas en tomate chonto

Una de las enfermedades que más ataca a este fruto es Botrytis cinérea, un...

Los campesinos que habitan en las inmediaciones de Pasto viven en parcelas de menos de una hectárea. Foto: Alcaldía de Pasto, 2016. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Campesinos de Pasto, sin seguridad alimentaria

Cerca de 2.200 familias de la zona rural de la capital de Nariño se encuentran...

Para el estudio se tomaron 100 muestras, entre hígado y pechuga de pollos de engorde de Cundinamarca. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Pollos de Cundinamarca, sin excedentes de antibióticos

Los resultados del análisis de 100 muestras, correspondientes a 50 pechugas y...