Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Ciudadela Mía, en Quibdó, poco apta para vivir

Expertos de la U.N. Sede Medellín muestran que este proyecto de vivienda subsidiada no cumple con los parámetros de una casa digna.

Medellín, 21 de septiembre de 2015Agencia de Noticias UN-

Panorámica de la Ciudadela Mía de Quibdó. Foto: Leyfer Perea Córdoba.

Esta ciudadela contará para su autoabastecimiento con dos plantas de tratamiento de agua potable y dos para aguas residuales. Foto: Cortesía Escuela del Hábitat.

Integrantes de la Escuela del Hábitat, de izquierda a derecha: John Muñoz, Juan Esteban Monsalve, Johana Vélez, Juan Carlos Ceballos y Ana Brusa. Foto: Jonny Sampedro.

Socialización de la investigación en una de las universidades de Quibdó. Foto: Cortesía Escuela de Hábitat.

En la década del 60 se aseguraba que para construir una vivienda para cuatro personas, con ventilación, iluminación, etcétera, se necesitaban 160 metros cuadrados, es decir, 40 metros por persona.

Este tipo de viviendas son muy comunes en países como Brasil, Chile y Venezuela. Foto: Cortesía Escuela del Hábitat.

Inmuebles con un sistema estructural de muros vaciados con concreto que no permite flexibilidad en los espacios, con deficiencias en los flujos de ventilación y alturas bajas, en comparación con la vivienda tradicional del Chocó, es lo que encontraron inicialmente los integrantes del Grupo de Investigación Hábitat, Comunicación y Cultura, de la Escuela del Hábitat.

El equipo de expertos, que se concentró en dicha población para conocer sus dinámicas, temores e ilusiones, encontró apartamentos de 45 metros cuadrados para familias numerosas (de seis a nueve miembros), que tendrán que adaptarse a la lejanía del centro de la ciudad, donde desarrollan sus actividades laborales.

El proyecto, ubicado en la periferia oriental de la capital chocoana, que cuenta con 1.500 viviendas repartidas en 75 torres de cinco niveles cada una, es el mismo prototipo de otros realizados en el país, como la Ciudadela Nuevo Occidente, en Medellín, así como otras similares en Cúcuta y Sincelejo.

“El municipio es el encargado de construir colegios, escenarios deportivos y medios de transporte, pero la gran pregunta es cuándo. Habrá un cambio de administración el próximo año y no hay recursos contemplados para todos estos megaproyectos”, asegura Juan Carlos Ceballos, director de este grupo de investigación.

El docente muestra más incongruencias y con respecto al tema vial dice: “el sistema de transporte es casi aldeano y se necesita uno que conecte la periferia hacia Quibdó”. 

Todo esto contrasta, según Johanna Vélez Rueda, con la transformación que está viviendo esta localidad por la carretera que conduce a Pereira: “allí están desarrollando megaproyectos muy desescalados para la ciudad, como una gran estación de gasolina, una gran terminal de transporte y, junto al aeropuerto, un súper centro comercial para una población que demanda fundamentalmente educación y alimentación”, manifiesta la candidata a doctora en urbanismo, docente y coinvestigadora de este colectivo.

Si bien hay que reconocer que en el tema de solución de vivienda el país ha avanzado, también se debe entender que en relación con el hábitat hay que ir más allá de otorgar un techo, “porque la vivienda no importa solo desde lo físico, sino además por atributos como el entorno, el clima, el acceso a servicios, la localización y las ofertas de salud, empleo y cultura”, señala Ana Brusa, otra de las líderes de este estudio.

Más desarraigo

Vale la pena recordar que estos inmuebles albergarán a los deportistas que competirán en el próximo mes de noviembre en los Juegos Nacionales.

Tras la finalización de estas justas, las casas serán entregadas por el Gobierno mediante sorteo a las personas desplazadas por la violencia, o catalogadas en situación de extrema pobreza.

“El criterio de selección de las familias nos hace preguntar qué nivel de convivencia tendrán. En ellas hay población que ya llegó a Quibdó, que están hace dos o tres años esperando una solución en zonas de invasión, que ya construyeron su territorio y que su vínculo con la ciudad existe, mientras que llegarán otros que vienen de un hábitat de origen, como campamentos o lugares de albergues temporales”, manifiesta Juan Carlos Ceballos.

Un segundo punto es la heterogeneidad, pues los pobladores vendrán de un lugar del Chocó y otros llegarán de regiones diferentes, unos son indígenas, otros son mestizos, el resto son afrodescendientes.

En lo familiar y social el panorama también se modificará, dado que las comunidades desplazadas que han llegado a esta urbe han creado lazos de cooperación en torno al paisanaje y su lugar de procedencia, pero con la adjudicación de vivienda por medio de sorteo “sería como un nuevo desarraigo y volver a empezar de cero”, asegura Juan Esteban Monsalve Cifuentes, otro arquitecto integrante de este grupo investigativo.  

Por consiguiente, los tradicionales barrios, con cinco y seis casas continuas del mismo grupo familiar, empezarían a desdibujarse y las costumbres que trae esta población, rural en un 70 %, también se alterarían.

Con respecto al tema educativo, hay que decir que llegarían a esta población unos 3.500 niños, quienes inicialmente no tendrían escuela porque la que existe está en precarias condiciones arquitectónicas, baja salubridad y en sus seis salones solo se pueden albergar cerca de 100 estudiantes de básica primaria.

En tales condiciones, la secundaria la tendrían que cursar en el Colegio Santo Domingo del barrio El Caraño, uno más grande de la misma zona oriental, pero sin tantos cupos.

Sin duda, el cúmulo de problemas obliga a una seria intervención, no de este grupo y la U.N., sino de las respectivas autoridades. “No podemos ir a resolverles el asunto de la vivienda y ponerles las vías, porque no administramos recursos, pero sí queremos contribuir con la educación de la gente, en el sentido de que conozcan sus derechos a participar activamente en la toma de decisiones que les afecten”, advirtió Johana Vélez.

El documento que sintetiza los resultados de esta investigación fue distribuido entre la comunidad del sector, universidades y organizaciones de la ciudad, para que sea presentado a los organismos que deben tomar cartas en el asunto. 

(Por: Fin/JASM/MLA/CA
)
N.° 290

Otras noticias

Educación

junio 22 de 2019

Transformación digital: una revolución cultural

El mundo contemporáneo cambia de forma acelerada, las innovaciones...

El Foro considera la salud articulada con derechos como la alimentación, la educación o un medioambiente sostenible. Foto: archivo Unimedios.

Salud

junio 21 de 2019

Salud y seguridad social, retos para una globalización incluyente

La relación de las visiones mundiales sobre protección social con la...

El estudio se llevó a cabo con lactantes prematuros tardíos del programa Madre Canguro. Foto: archivo Unimedios.

Salud

junio 21 de 2019

Movimiento visual de bebés ayudaría a evaluar su desarrollo neurológico

Los cambios en los patrones oculomotores de bebés prematuros al realizar tareas...

El modelo permitió encontrar la ruta óptima para la producción en biorrefinerías. Fotos: Pixabay.

Medioambiente

junio 21 de 2019

Bagazo de caña muestra alto potencial para biorrefinería

Después de evaluar el diseño de biorrefinerías a partir de cáscaras de tomate y...

La UNAL ascendió nueve puestos en relación con 2018 en este <i>ranking</i>.

Educación

junio 21 de 2019

UNAL, entre las mejores de Latinoamérica

El liderazgo en indicadores como reputación académica, producción...

En 2018 se terminó la construcción de la portería de la carrera 65. / Fotos: Unimedios.

Educación

junio 21 de 2019

UNAL Sede Medellín, con más acreditaciones y mejor infraestructura

Cinco posgrados reconocidos por la Asociación Universitaria Iberoamericana de...

Las intersecciones en T, compuestas por tres accesos, son poco propensas a colisiones. Fotos: archivo particular

Ciudad & Territorio

junio 21 de 2019

Giro a la derecha, el más accidentado en intersecciones

La aplicación de un modelo, con información de la Secretaría de Movilidad de...

Uno de los insumos utilizados en este proceso es el hidróxido de sodio, como lo explicaron los estudiantes en los laboratorios de Ingeniería Química de la UNAL.

Ciencia & Tecnología

junio 20 de 2019

FOTOGALERÍA: Estudiantes obtienen biodiésel a partir de aceite de palma

Estudiantes de Argentina, Brasil, Paraguay y Colombia realizaron la producción...

Las microalgas tienen la capacidad de mitigar las emisiones de CO2 y producir lípidos, un potencial para obtener biocombustibles. Foto: Agencia de Noticias -  Unimedios.

Medioambiente

junio 20 de 2019

Biodiésel a partir de microalgas, un proceso en exploración

Definir criterios de selección de especies adecuadas para cada producto a...

Construcción de las antenas del módulo. Fotos: Andrés Hernando Cortés Cortés

Ciencia & Tecnología

junio 20 de 2019

Módulo monitorea rayos en tiempo real

Por medio de un software, este dispositivo puede dar las coordenadas en tiempo...