Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Ciudad Bolívar, ilusión de arraigo para víctimas del conflicto

Las construcciones territoriales de esta población están dadas por los sentimientos: algunos se han quedado porque allí hay una parte rural en la que se sienten como en su hogar; otros porque han encontrado el amor y han construido un proyecto de vida, y varios más han propiciado procesos de reconciliación con sus victimarios.

Bogotá D. C., 25 de julio de 2018Agencia de Noticias UN-

El 15,2 % de las víctimas del conflicto armado viven en Ciudad Bolívar. Fotos: archivo particular.

La población de esta localidad trabaja tanto en la extracción de gravas y cultivos como en la producción de leche.

Las mujeres han liderado proyectos productivos y procesos de reconciliación.

Las comunidades indígenas se han dedicado a las artesanías para salir adelante.

En esta localidad las disputas territoriales no solo se presentan entre pobladores y víctimas, sino entre víctimas y victimarios.

Como lo evidenció el investigador Javier Enrique Aguilar, magíster en Geografía de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), Ciudad Bolívar es unas de las localidades de Bogotá con mayor número de asentamientos de víctimas y victimarios del conflicto.

Apropiación de tierras, redes y procesos sociales y económicos de subsistencia son algunas dinámicas que ha generado la llegada de estos colombianos a dicha localidad.

“El arribo de personas despojadas y amenazadas, entre otras condiciones, generan procesos de territorialización porque ellos toman algunos predios o se relacionan con vendedores ilegales de tierra para asentarse allí. A partir de esto comienzan a generar y a ejercer control sobre ciertos lugares para formar parte de esa comunidad”, explica el investigador.

Según el Registro Único de Víctimas (RUV), de las 361.705 inscritas en Bogotá, 345.347 lo son por el conflicto armado. Los datos de la Alta Consejería de Bogotá determinan que el 15,2 % de esta población vive en la localidad de Ciudad Bolívar, constituyéndose en la mayor receptora en la capital.

Mujeres, gestoras de convivencia

A raíz de su experiencia con la comunidad, el magíster identificó que las mujeres, sobre todo campesinas, se han empoderado de los procesos y dinámicas comunitarias con la creación de redes y comités para mejorar la convivencia y crear alternativas económicas de esta población.

Las oportunidades laborales para muchas de estas personas –ubicadas en barrios como el Tesoro y Lucero– son mínimas. Algunas se encontraron con la realidad de que existe una desarticulación entre Bogotá y la localidad, situación que se ve reflejada en el trato que los capitalinos les dan a los habitantes del sector, quienes se sienten estigmatizados.

Lejos de la discriminación por la inseguridad y los problemas sociales, las comunidades indígenas han optado por buscar alternativas laborales a partir de sus saberes, entre ellos las artesanías. Las mujeres se quedan en casa cuidando a sus hijos y dedicadas a este oficio, para que los hombres las comercialicen.

Ruralidad y producción

El estudio se desarrolló con las organizaciones Mujer, Tierra y Memoria, Mujer Siglo XXI y con el colectivo de la Corporación Renacer, que trabaja con el banco de alimentos. Ellos cuentan con proyectos como validación del bachillerato, procesos económicos productivos como la fabricación y venta de ropa, y articulaciones con otras organizaciones.

En las unidades de planeación rural (UPR) de esta localidad se encuentra población víctima en Pasquilla, Mochuelo y Quiba, que trabaja tanto en la extracción de gravas y en cultivos, como en la producción de leche. Sin embargo sus construcciones territoriales están dadas por los sentimientos al territorio.

De otra parte, las emociones y los sentimientos también han jugado un papel importante en la convivencia entre víctimas y victimarios. “Lo último que quieren las víctimas es vengarse, lo que desean es que el Estado dignifique sus derechos y muestre la verdad de lo que ocurrió. En algunos casos se han vivido procesos de perdón”, comenta el investigador.

El pasado también ha influido en los procesos de territorialidad. Al respecto, el magíster recuerda que cuando se entregaron las viviendas de interés social durante la administración del exalcalde Gustavo Petro, tanto víctimas como victimarios terminaron compartiendo los mismos espacios. No obstante, algunas víctimas han tenido que ocultar su identidad o adoptar medidas de seguridad por temor a encontrarse con sus victimarios.

“Algunos de ellos dicen que la localidad ha sido territorializada por ciertos grupos armados, así que la disputa no ha sido solo con los pobladores del lugar, sino también con los actores armados”, concluye el magíster.

(Por: fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 945

Otras noticias

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...

El INVU y el Cinva trabajaron conjuntamente por cerca de 20 años en la circulación de saberes para la planificación urbana. Foto: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

julio 09 de 2020

Organismos internacionales contribuyen a políticas de vivienda

La creación de instituciones multilaterales para discutir los problemas de...