Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Cavernas del Oriente antioqueño, afectadas por turismo y minería

El turismo, la minería y las actividades agrícolas son algunas de las causas del deterioro de estas rocas, entre las cuales la caverna La Gruta de la Danta, ubicada en el corregimiento de La Danta, en Sonsón, Antioquia, es una de las más representativas.

Medellín, 25 de septiembre de 2018Agencia de Noticias UN-

Caverna El Caimán, ubicada en el corregimiento de La Danta, en Sonsón (Antioquia). Fotos: cortesía Nathalia Uasapud Enríquez

Algunos visitantes rayan las paredes de la caverna La Gruta de la Danta.

Caverna El Cóndor, ubicada en la zona Las Confusas.

Algunos visitantes extraen formaciones de las cavernas para comercializarlas.

El turismo también puede afectar la fauna presente en las cavernas.

Nathalia Uasapud Enríquez, magíster en Medio Ambiente y Desarrollo de la U.N. Sede Medellín.

En esta caverna no hay control, algunos visitantes rayan las paredes o estropean estalactitas para venderlas. Estas formaciones se dan en los techos de las cavernas por precipitación química de minerales disueltos en el agua.

Como la zona no ha sido muy bien explorada no se sabe cuántas cavernas hay en total. Se conocía de unas 72, pero en recorridos recientes se encontraron 50 más. La mayoría está muy cerca a quebradas, afirma Nathalia Uasapud Enríquez, magíster en Medio Ambiente y Desarrollo de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín.

La sensibilidad al daño, afirma la investigadora, también tiene que ver con que la caverna La Gruta de La Danta es activa, lo que quiere decir que “el río la cruza, tiene especies endémicas como los guácharos (aves), además de cinco niveles internos, grabados rupestres y fragmentos cerámicos”. Al respecto explica que, cuantos más parámetros se cumplan al realizar el registro, mayor será la susceptibilidad de que las cavernas se deterioren.

Aunque operadores turísticos realizan algunos esfuerzos, no hay reglamentaciones ni normativas que regulen el acceso ni la forma de hacerlo, y tampoco la capacidad turística de las cavernas.

La segunda presión de mayor importancia es la minería que se realiza cerca de ellas y que deteriora los salones internos y en general toda su estructura. Aunque la actividad se da en sitios puntuales, el hallazgo de nuevas cavernas se da durante el proceso de explotación.

La otra afectación son las actividades agropecuarias, ya que los desechos de cultivos y de la crianza de animales pueden repercutir en fuentes hídricas que llegan o pasan por las cavernas.

Geoecosistemas en riesgo

En el mundo se han creado índices para conocer el estado del Karts, rocas que se pueden diluir si se someten a medios ácidos, como las que se encuentran entre el corregimiento de La Danta, en Sonsón (Antioquia) y el río Cocorná Sur, en el Oriente antioqueño, donde hay cavernas.

El Karst se considera como un geoecosistema, puesto que tiene relación de dependencia con el suelo, las plantas, los animales e incluso es sitio importante de endemismos, lo que quiere decir que allí hay especies de distribución única y limitada, de ahí la importancia de su cuidado y conservación.

Además de representar un potencial turístico, las cavernas pueden ser fuente de recursos como el mármol, el cual es utilizado por ejemplo por la industria cementera y química para elaborar productos como enchapes.

La investigadora buscó establecer los factores que degradan las cavernas, por lo que seleccionó ocho ubicadas tanto en predios públicos como privados y en sitios secretos (que solo expertos saben dónde están). Entre ellas también hubo algunas de interés turístico.

En el corregimiento de La Danta se analizaron cuatro cavernas: Heider, Marleny, El Caimán y La Gruta, que es la más conocida. En el sector de Los Colores, la caverna El Cóndor y en la zona de Las Confusas (llegando al río Cocorná Sur) las cavernas Hugo y El Túnel. La elegida en el cañón del río Claro fue la caverna Erley, la cual es poco conocida.

A todas ellas se les calcularon los índices de degradación, tabla con la que se indaga por diferentes parámetros como cobertura vegetal, flora y fauna, leyes que las protejan o relictos arqueológicos.

Sobre ese último aspecto la investigadora menciona que encontrarlos aumenta la sensibilidad de la caverna al deterioro, no por procesos naturales, sino por la intervención antrópica, ya que “puede llegar un turista, encontrar una cerámica, pensar que hay una guaca, llevar pico y pala, como sucedió en la caverna La Gruta de La Danta, y destruirla”.

“El uso de los índices permite conocer la degradación y sensibilidad de las cavernas, al obtener un indicador de priorización de la administración de estas, por medio del cual se cuantifica la necesidad de intervención, lo cual se constituye en una herramienta de control y toma de decisiones para los entes ambientales y sociales involucrados”, explica la magíster.

(Por: Fin/KAGG/MLA/LOF
)
N.° 298

Otras noticias

En el estudio se analizaron los accidentes ocurridos en la capital durante 2015, con gravedad de lesiones o muertos. Fotos: archivo Unimedios

Ciudad & Territorio

abril 23 de 2019

Accidentalidad en Bogotá se intensifica en tres meses

En marzo, agosto y septiembre la mayor parte de la red vial alcanza una...

El proyecto busca construir modelos basados en inteligencia artificial para predecir eventos delincuenciales en Bogotá. Fotos: Agencia de Noticias - Unimedios

Ciencia & Tecnología

abril 22 de 2019

Inteligencia artificial ayudaría a anticiparse a los crímenes en Bogotá

Modelos basados en la técnica conocida como machine learning, o aprendizaje de...

Este es el primer acercamiento oficial entre las dos instituciones. Fotos: Luis Palacios - Unimedios

Educación

abril 22 de 2019

La U.N. afianza lazos de cooperación con la U. de Aveiro

En su visita a la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), la profesora Sandra...

Edificio Altos del Lago, en Rionegro (Antioquia), cuyas vigas tienen lados mal construidos que no forman un plano. Fotos: cortesía Yosef Farbiarz, director del Centro de Investigaciones Sísmicas de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín.

Ciudad & Territorio

abril 22 de 2019

Altos del Lago: fallas estructurales y éticas

Vigas desiguales, concretos en los que se encontraron hasta colillas de...

Factores económicos y de tiempo obstaculizan la participación de las mujeres en la política. Foto: Creative Commons

Política & Sociedad

abril 22 de 2019

Partidos minimizan participación femenina en juntas locales

Factores como la clase social y los capitales económicos y culturales...

Estudiantes de la U.N. Sede Palmira provenientes de Tumaco recibieron en el Aeropuerto a sus nuevos compañeros del Nodo Tadó-Chocó.

Educación

abril 22 de 2019

La U.N. inaugura nodo para ingreso de estudiantes de Chocó

Durante sus dos primeros semestres de estudio, 24 alumnos provenientes de zonas...

La U.N. participará con 437 títulos de la producción editorial de todas sus sedes. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

abril 22 de 2019

Con 147 títulos nuevos llega la U.N. a la Filbo

La Editorial de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) llega a la versión...

El prototipo se encuentra en proceso de registro de patente ante la Superintendencia de Industria y Comercio. Foto: Luis Eduardo Perdomo

Ciencia & Tecnología

abril 22 de 2019

Prototipo registra perturbaciones en la red eléctrica por rayos

Este equipo es el único en el país capaz de registrar las sobretensiones...

Obtener el suplemento no traería mayores costos y sí permitiría mejorar la productividad en la avicultura de la zona. Fotos: Latife Lúquez, candidata a magíster en Ciencias Agrarias de la U.N. Sede Palmira

Desarrollo Rural

abril 19 de 2019

Pollos engordan más con harina de vísceras de pescado

Al utilizar como suplemento este residuo de la pesca, el peso de las aves...

Como parte de la investigación se elaboró una secuencia didáctica llamada “Mis Amigos y Yo”. Fotos: Luz Quiñones.

Educación

abril 18 de 2019

Convivencia en las aulas mejora con cuentos de Helme Heine

A pesar de ser tan distintos, el ratón Juan, el cerdo Lucas Gorrino y el gallo...