Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Canales de drenaje de cañaduzales, aptos para otros cultivos

Con el frijol caupí y el maíz, sembrados en asociación en zanjas de drenaje del riego por gravedad, se obtuvieron forrajes frescos y ensilados –suplemento para bovinos– con alta calidad nutricional.

Palmira, 17 de octubre de 2018Agencia de Noticias UN-

A pesar de que las condiciones en las orillas no eran las más idóneas, se lograron rendimientos aceptables.

Con este procedimiento, los pequeños y medianos agricultores dedicados a la producción mixta pueden generar valor agregado. Fotos: Lizeth Jaramillo.

En parcelas lineales paralelas a la orilla de un canal se logró producir hasta 2,65 k/m2 por cosecha.

En el Valle del Cauca el sistema de riego por gravedad es muy utilizado para producir caña de azúcar.

Se abordó la necesidad de disponer de más tierra para generar alimento para animales.

En parcelas lineales paralelas a la orilla de un canal se logró producir en cada cosecha hasta 2,65 k de fríjol caupí y maíz por 1 m2 sembrado, proceso que optimizaría el uso de la tierra y evitaría la utilización de agroquímicos para controlar las malezas que crecen en los canales de drenaje.

Así lo asegura Lizeth Carolina Jaramillo Jaramillo, candidata a magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, y agrega que “a pesar de que el suelo en las orillas era pedregoso y su cercanía a los cañaduzales llevaba a relaciones de competencia por luminosidad entre los cultivos, se alcanzó un rendimiento aceptable”.

Este hecho se constituye en un buen indicador para aprovechar las áreas adyacentes a los canales de drenaje, usualmente no utilizados para producción.

El trabajo realizado incluyó la elaboración de microensilajes (bolsas de polietileno en las que se realiza la fermentación sin presencia de oxígeno) de la cosecha de frijol caupí y de maíz, proceso a través del cual se logró conservar las propiedades nutricionales.

“Inoculamos los microensilajes con cultivos de bacterias acido lácticas que se consiguen comercialmente. Así, fermentamos diferentes mezclas de forraje, entre las cuales se destacó la conformada por un 80 % de maíz y 20 % de fríjol, que produjo un suplemento con mayores niveles de proteína y digestibilidad para los bovinos”, asegura la zootecnista. Según explica, este procedimiento representa un valor agregado que los pequeños y medianos agricultores dedicados a la producción mixta de caña y ganado pueden generar sin mayor dificultad.

Innovación en el Valle

En el sistema de riego por gravedad, muy utilizado para producir caña de azúcar en el Valle del Cauca, se dispone de un canal alimentador con agua en la cota más alta del lote. Cada 15 días se abren las compuertas de ese canal para que el líquido baje por la pendiente hasta el cultivo, lo abastezca y los excedentes lleguen hasta la zanja recibidora, o canal de drenaje. Esta zanja conduce el agua sobrante hasta alguna fuente hídrica, como un río o una quebrada.

“La propuesta que planteamos es una alternativa tecnológica que en el Valle no se ha puesto en práctica. El productor con quien trabajamos nos manifestó al inicio de la investigación que no disponía de tierra para producir alimentos para sus animales, y esa fue la necesidad que decidimos abordar en el trabajo”, sostiene la estudiante de maestría.

Durante el estudio se probaron tres tratamientos de fertilización: el primero con la dosis de nitrógeno requerida por el cultivo de maíz según la literatura; el segundo con un 20 % adicional, y el tercero con un 50 % extra. Durante 72 días se trabajó en cuatro parcelas lineales por cada tratamiento, para un total de 12 unidades experimentales, cada una con un área de 12 m2 (20 m de largo por 0,6 de ancho).

El mejor rendimiento lo alcanzó el primer tratamiento, que logró 2,65 k/m2, por encima de los 2,45 k del segundo y los 1,87 del tercero. La zootecnista afirma que estos resultados evidencian que en las condiciones estudiadas la adición de fertilización nitrogenada por encima de niveles requeridos no necesariamente conduce a rendimientos más altos.

Después de la recolección de la cosecha se realizó el proceso de microensilaje en cuatro mezclas entre maíz y fríjol, partiendo de un referente (control) de 100 % maíz, y aumentando la proporción de fríjol entre un tratamiento experimental y otro.

“Recién abrimos los microensilajes, el tratamiento que presentó la mejor composición nutricional fue el que tuvo un 20 % de fríjol caupí. Siete días después, debido a otros procesos de fermentación que se dan cuando las mezclas entran contacto con el oxígeno, el tratamiento de mejor composición fue el control, compuesto en su totalidad por maíz”, explica.

La zootecnista plantea que la investigación es un punto de partida hacia futuros estudios en los que se puede mejorar la viabilidad económica del proceso. “Aunque la producción alcanzada en el estudio no resultaría rentable por los costos que requeriría, otra sería la historia si se implementa el sistema en un área mayor, paralela a un tramo más extenso de la franja recibidora de los cañaduzales”, valora.

La investigación fue dirigida por el profesor asociado Luis Miguel Ramírez Náder, de la U.N. Sede Palmira.

(Por: Fin/FHP/MLA/LOF
)
N.° 419

Otras noticias

Las excepcionales condiciones meteorológicas permitieron que el fenómeno astronómico se pudiera ver en todo su esplendor. Foto: archivo particular.

Educación

enero 21 de 2019

Bogotá disfrutó del eclipse total de Luna con la U.N.

Cerca de 700 personas de todas las edades se dieron cita en el parque del...

La innovación resulta ideal para construcciones en climas templados y fríos, en áreas rurales y semirrurales. Fotos: archivo particular

Ciencia & Tecnología

enero 21 de 2019

Tapia modular elaborada con residuos recibe registro de la SIC

En esta estructura, diseñada como un muro prefabricado, se aplica la tecnología...

Los estudiantes de la Sede Palmira socializaron las respuestas al pliego de exigencias de la mesa multiestamentaria.

Educación

enero 18 de 2019

Estudiantes de la U.N. de todo el país vuelven a clases

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) de las sedes...

Desplazarse en bicicleta en la localidad de Kennedy expone a los ciclistas a niveles no permitidos de contaminación. Fotos: archivo particular.

Ciudad & Territorio

enero 18 de 2019

Biciusuarios de Kennedy, los más afectados por aire contaminado

Trasladarse en bicicleta por la ciclorruta de esta localidad de Bogotá expone a...

Gracias a los avances tecnológicos, diagnósticos y terapéuticos, la mortalidad por enfermedades crónicas ha disminuido. Fotos: archivo particular.

Salud

enero 18 de 2019

Cuidado de pacientes crónicos debe ser individualizado

El plan de cuidado de enfermería para el paciente terminal en la Unidad de...

En las zonas de páramo se suelen producir quemas controladas para aprovechar el suelo en actividades ganaderas. Fotos: Ricardo González - Archivo Unimedios

Medioambiente

enero 18 de 2019

Colombia no está preparada para los incendios forestales

Pese al gran impacto de estas conflagraciones, faltan estudios para prevenir y,...

Murab es un robot que pretende realizar valoraciones más efectivas y rápidas de cáncer de seno y enfermedades musculares. Fotos: Murab

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2019

Algoritmos perfeccionan tarea de robot que diagnostica cáncer

El proyecto Murab (por MRI and Ultrasound Robotic Assisted Biopsy), un robot...

La iniciativa desarrollada por el estudiante de la U.N. es pionera en este tipo de emprendimientos. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Economía & Organizaciones

enero 17 de 2019

Plataforma abre nuevos mercados a emprendimientos rurales

Corporación Joven Pro es el nombre de esta iniciativa tecnológica que busca...

<em>Botrytis cinérea</em> es un hongo patógeno que se hospeda en todo tipo de plantas, en este caso en la flor del tomate chonto. Fotos: Óscar Archila.

Desarrollo Rural

enero 17 de 2019

Técnicas de control reducen uso de fungicidas en tomate chonto

Una de las enfermedades que más ataca a este fruto es Botrytis cinérea, un...

Los campesinos que habitan en las inmediaciones de Pasto viven en parcelas de menos de una hectárea. Foto: Alcaldía de Pasto, 2016. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Campesinos de Pasto, sin seguridad alimentaria

Cerca de 2.200 familias de la zona rural de la capital de Nariño se encuentran...