Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Bosque de roble en el Cerro de Quininí, riqueza por conservar

El resguardo de este ecosistema, presente en la Reserva Forestal Protectora Cerro de Quininí, que alberga 95 especies de plantas, cinco de ellas endémicas de Colombia, es muy importante para evitar las actividades de extracción y degradación.

Bogotá D. C., 23 de enero de 2018Agencia de Noticias UN-

En algunas zonas sobresalen robles cuyos troncos superan un metro de diámetro y alturas que sobrepasan los 25 metros. Fotos: cortesía Jairo Andrés Peña.

En el lugar se encontraron cinco especies endémicas de Colombia.

Otras especies vegetales tienen troncos con diámetros superiores a 10 centímetros.

La Reserva tiene un gradiente de altitud entre los 1.400 y los 2.100 metros de altura.

La comunidad y los estudiantes de la U.N. realizaron recorridos de interpretación ambiental en el bosque de roble.

Las zonas pendientes y escarpadas son dominadas por individuos jóvenes de roble (Quercus humboldtii).

Así lo manifestó Jairo Andrés Peña, biólogo de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien investigó sobre la composición y estructura de este bosque, ubicado en la cordillera Oriental, en jurisdicción del departamento de Cundinamarca. 

El lugar, que en 1987 fue constituido como reserva forestal protectora, tiene un gradiente altitudinal desde los 1.400 hasta los 2.100 metros y es un área estratégica para la protección de flora y fauna. 

Para su investigación, el biólogo Peña hizo levantamientos y transectos, los cuales consisten en trazar una línea sobre el suelo tanto para hacer mediciones y observaciones como para tomar muestras de las plantas que interceptan dicho trayecto. “Esto permite estimar la altura de los árboles, el diámetro de los troncos y las coberturas que conforman el bosque de roble, entre otras variables, para conocer en qué estado ecológico se encuentra”, detalló. 

Así mismo hizo recolectas generales para conocer tanto el estado forestal de la reserva como otros hábitos, como el crecimiento de plantas epífitas (que crecen sobre otras plantas), que permitan tener una mirada más amplia de la diversidad presente en este ecosistema. 

Cinco especies endémicas 

El investigador encontró 95 especies de plantas, cinco de ellas endémicas de Colombia: Epidendrum melinanthum, Sobralia odorata, Cuphea dipetala, Ditassa caucana y Kohleria warszewiczii. Después de estimar la cobertura y densidad del bosque, el roble se reportó como la especie predominante con respecto a las demás presentes allí. 

Robles amenazados 

Conocer la riqueza de la zona es muy importante porque el roble es una especie en situación de amenaza vulnerable, gracias a que su madera es bastante apetecida pues se utiliza para obtener carbón vegetal, por lo que ha estado expuesta a actividades extractivas. 

“Son ecosistemas que están reduciendo sus poblaciones y cada vez se encuentran en menor proporción. La Reserva Forestal Protectora Cerro de Quininí es clave para conservar el roble, porque hasta el momento no había registros ni estudios del bosque en esa zona”, agregó el biólogo Peña. 

La investigación evidenció que en este bosque se encuentran zonas con robledales maduros y otras en proceso de regeneración natural, es decir que la mayor parte de la población del bosque está compuesta por árboles jóvenes, lo que indica que a futuro puede restaurarse. 

También se comparó el bosque de roble del Cerro de Quininí con otros presentes en la cordillera Oriental, y se encontró que este tiene características similares a ecosistemas de este tipo ubicados en Cundinamarca que han presentado degradación y extracción de madera, ya que comparten especies vegetales típicas de bosques secundarios que aparecen después de la alteración de los ecosistemas. 

Por otro lado, debido a que el bosque ha sido intervenido, no comparte las mismas especies vegetales con los bosques del norte de la cordillera en departamentos como Boyacá y Santander, ubicados en zonas de conservación exclusiva. “Estos bosques no han tenido tantos procesos de intervención, por lo que la vegetación está mejor conservada y aparecen otras especies que no están en el Cerro de Quininí”, detalla el experto. 

La investigación también responde al interés de la comunidad campesina que habita la Reserva por conservar su bosque. En este caso –agrega el investigador– se debe considerar la estrecha relación histórica y actual de los ecosistemas de robledal con las comunidades locales. 

“Dentro de los estudios florísticos y de conservación para estos ecosistemas nativos es pertinente involucrar las visiones locales sobre el aprovechamiento, los servicios ecosistémicos y la apreciación cultural, ya que estos factores permiten plantear estrategias de participación comunitaria enfocadas hacia la conservación y el aprendizaje en torno a estos ambientes”, concluye el biólogo.

(Por: Fin/VC/MLA/LOF
)
N.° 44

Otras noticias

Los estudiantes trabajaron con el minidron Parrot Mambo. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Ciencia & Tecnología

noviembre 18 de 2019

UNAL se destaca en competencia de minidrones

El grupo BeeControlling ocupó el tercer lugar en la segunda versión de la...

Jesús Rodríguez Zepeda, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de México. Fotos: IEU-UNAL.

Ciudad & Territorio

noviembre 18 de 2019

Derecho a la no discriminación, otro conflicto urbano

El riesgo de abordar la discriminación solo como una experiencia jurídica es...

Un producto fitoterapéutico es aquel cuyas sustancias activas provienen de una planta medicinal. Foto: Luz Adriana Ruiz

Salud

noviembre 18 de 2019

A vigilar niveles de metales en productos naturales

Aunque en las muestras del estudio sobre productos fitoterapéuticos elaborados...

La Universidad de Ibagué fue el escenario de la tercera jornada del seminario itinerante “Hacia la consolidación de la paz: balance y perspectivas de la justicia transicional en Colombia”. Fotos: IEU.

Política & Sociedad

noviembre 18 de 2019

La verdad, uno de los grandes retos de la JEP

El Acuerdo de Paz que se firmó en La Habana y la manera innovadora en que se...

Según la FAO, entre 2007 y 2010 la pesca en el Pacífico colombiano aportó en promedio 77.000 toneladas.

Medioambiente

noviembre 18 de 2019

Calentamiento global reduciría hábitat de la sierra en el Pacífico

Al simular incrementos en la temperatura superficial del Pacífico colombiano,...


Componentes de la biomasa lignocelulósica. Fotos: Álvaro Gómez Peña, estudiante del Doctorado en Ingeniería Química de la Universidad de Colombia Sede Manizales

Medioambiente

noviembre 18 de 2019

Biomasa fraccionada potencializaría biorrefinerías

Un proceso de fraccionamiento secuencial, que maximiza la conversión de la...

En el Oriente Antioqueño se llevó a cabo el cuarto encuentro de Diálogo de Saberes.

Educación

noviembre 15 de 2019

UNAL promueve diálogos regionales para resolver problemas reales

“Este ejercicio quiere fortalecer la presencia de la Universidad en sus...

La comunidad afrodescendiente del municipio de Sevilla, en el Magdalena, construyó sus propias casas a partir de un proyecto de Vivienda de Interés Social Rural (VISR).

Ciudad & Territorio

noviembre 15 de 2019

Comunidad afro construye sus propias viviendas rurales saludables

En el municipio de Sevilla (Magdalena) –región bananera de la Sierra Nevada de...

Con este sistema automatizado se le puede dar un mayor valor agregado a las fresas. Fotos: Luis Palacios - Unimedios.

Ciencia & Tecnología

noviembre 15 de 2019

Sistema robotizado clasifica fresas y automatiza proceso de corte

Por medio de la aplicación de robots y de técnicas de visión de máquinas se...