Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Bogotanos pobres se enferman más y reciben menos atención

La capital del país muestra una problemática en el acceso a los servicios de salud para la población de estratos más bajos, que se enferma más por sus condiciones de vida y laborales y no recibe una atención adecuada.

Bogotá D. C., 17 de agosto de 2010Agencia de Noticias UN–

La población de los estratos bajos tiene mayor número de accidentes, más discapacidad y menor acceso a los servicios.

En Bogotá, las tasas de atención a enfermos crónicos se encuentran relacionadas con las condiciones socioeconómicas. / Unimedios

Los niños de las familias más vulnerables son uno de los grupos afectados por la inequidad en Bogotá, de acuerdo con una investigación del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional. Entre las categorías estudiadas se encontró que la prevalencia en bajo peso al nacer es mayor para los hijos de mamás afiliadas al régimen subsidiado. Mientras en el contributivo el porcentaje fue de 4,8%, el subsidiado lo superó, acercándose al 6%.

“La desigualdad se expresa más en el acceso a la salud, en un periodo de la vida que debería ser igualitario. Es decir, cuando una mujer está en gestación no tendría que importar si está en régimen contributivo o subsidiado, porque el POS es igual. Pero, resulta que no: las mujeres del régimen subsidiado tienen el doble de riesgo de morir por causas evitables, que las del contributivo”, dijo Mario Hernández, uno de los investigadores del estudio.

Existe, además, una clara relación entre los niveles socioeconómicos y el porcentaje de personas con enfermedad o accidente, que reciben atención de los profesionales de la salud. Los sectores menos favorecidos tienen probabilidades de atención médica en la enfermedad inferiores al 40%, lo que ya los pone en una situación vulnerable.

Y es que la forma de afiliación incide en el acceso a los servicios. Los afiliados al régimen contributivo tienen, en promedio, 1,6 veces más atención en situaciones de enfermedad que aquellas sin afiliación al Sistema General de Seguridad Social.

Para mirar un caso particular, en lo que a Bogotá respecta, las tasas de atención a enfermos crónicos se encuentran relacionadas con las condiciones socioeconómicas: los enfermos de mayores ingresos tienen consulta médica en el 72% de los casos, mientras los de menores ingresos solo en el 54%. Es decir, en promedio, estos últimos reciben 1,3 veces menos atención.

Por otra parte, la tasa de mortalidad estimada para las personas sin educación formal es 13 veces superior a la de quienes han cursado educación superior. En los mayores de 64 años, las muertes son 2 veces superiores para quienes carecen de educación.

“Cuando unas personas desde niños tienen acceso a la educación de manera sostenida y cuentan con capacidad para entrar al mercado de trabajo, sus condiciones son mejores que quienes no tienen esa oportunidad. Hay varias cosas: quien tiene empleo recibe más ingreso, aseguramiento en salud, acceso a servicios y puede identificar riesgos de manera temprana”, afirmó Hernández.

Para citar un ejemplo, la tasa de mortalidad para enfermedades respiratorias (no transmisibles), en los mayores de 19 años, sin educación, es 30 veces mayor que la de aquellos que tienen educación superior. Para las enfermedades del sistema circulatorio es 18 veces mayor en el primer grupo que en el segundo.

Salud y discapacidad

En crecimiento y desarrollo de los niños se encontraron discapacidades en los estratos más bajos, en un tema fundamental como el crecimiento y la habilidad para hablar y comunicarse. Cerca de un 48% de los niños con discapacidad, entre 5 y 9 años, de estrato 1, tienen dificultad permanente para hablar o comunicarse, frente a un 22% de los de estrato 4.

De igual forma, hay una diferencia en la exposición a riesgos para las poblaciones de menor estratificación social. Cerca de un 14% de la población del estrato 1, entre los 18 y los 34 años, ya sufre discapacidad, frente a un 10% del estrato 3. Para las personas entre los 50 y los 64 años, la diferencia es mayor: de 14% contra el 6%, es decir, más del doble.

De acuerdo con el profesor Félix Martínez, investigador del Observatorio para la Equidad en Salud, los estratos bajos también tienen un mayor porcentaje de gente con discapacidad, debido a accidentes de tránsito. “Las personas más pobres montan en bicicleta para ir al trabajo, o trabajan en moto, por lo que la accidentalidad es superior”, dijo. La discapacidad originada en accidentes de trabajo, en estrato 1, es del 30%, a los 40 años, contra un 20% en el estrato 3.

Una vez sufrida la discapacidad, las desventajas para los estratos más bajos continúan. “El que está en el régimen contributivo tiene unos servicios de tratamiento especializado, mientras la rehabilitación básicamente no está cubierta en el régimen subsidiado. Además, estos últimos no tienen seguro de riesgos profesionales, porque no tienen contrato de trabajo formal ni seguridad social pagada por el patrón”, señaló Martínez.

Por tanto, el panorama muestra a una población de los estratos bajos con más número de accidentes, mayor discapacidad y menor acceso a los servicios. “La salud está estrechamente relacionada con la condición social, con las ventajas y las desventajas sociales. A más desventajas sociales, peor salud, discapacidad más temprana y muerte más temprana”, afirmó el investigador.

(Por: Fin/mpt/csm/vbr
)
N.° 267

Otras noticias

FlowTraM permite simular operaciones convencionales y avanzadas de recobro mejorado para yacimientos con modelos estáticos complejos. Fotos: Grupo DFTmp.

Ciencia & Tecnología

julio 02 de 2020

Suite de herramientas permite simular yacimientos de petróleo

FlowTraM es el nombre de este desarrollo tecnológico con el cual es posible...

Uno de los retos es apuntar al diseño y la creación de comunidades sostenibles. Fotos: Unimedios Palmira.

Artes & Culturas

julio 01 de 2020

Comunidades sostenibles, reto del diseño en la pospandemia

Aunque el panorama después de la pandemia se vislumbra como desconocido,...

Obtener glucosa a partir de los residuos de plátano evitaría su importación, de más de 5.500 toneladas al año. Fotos: Sergio Duque - UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

julio 01 de 2020

Cáscaras de plátano, fuente de glucosa para la industria alimenticia

Obtener glucosa a partir de los residuos de plátano permitirá que se dejen de...

La placa de reconocimiento fue entregada por el presidente del Concejo, John Freiman Granada. Fotos: Helmuth Ceballos - Unimedios Palmira.

Educación

julio 01 de 2020

Concejo de Palmira exalta aportes de la UNAL al municipio

El Concejo Municipal de Palmira (Valle) resaltó la labor de la Universidad...

Aunque el proceso de cada proyecto varía y tienen plazos diferentes, se espera que en un año ya puedan verse los resultados. Fotos: Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 01 de 2020

UNAL muestra avances frente a COVID-19 en cumbre de Mincienciatón

Un dispositivo para el aislamiento y transporte de pacientes COVID-19 y la...

Para ver la película ingrese a https://bit.ly/PeliculaUTAQ. Fotos: archivo Unimedios.

Artes & Culturas

julio 01 de 2020

Luces, cámara… Un tal Alonso Quijano

Desde hoy se estrena en el canal youtube de la Universidad Nacional de Colombia...

El diluyente protege los espermatozoides durante la criopreservación, para uso en inseminación artificial. Fotos: Giovanni Restrepo.

Ciencia & Tecnología

julio 01 de 2020

Patente europea a diluyente para preservar semen animal

La Oficina Europea de Patentes concedió patente a la Universidad Nacional de...

El proyecto de Código Civil Colombiano propuesto por la UNAL contiene 6 libros y 2.068 artículos.

Política & Sociedad

junio 30 de 2020

UNAL propone nuevo Código Civil Colombiano

Ante la ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco, y la rectora de la...

La UNAL ingresó al Top 10 de Merco Talento 2020.

Educación

junio 30 de 2020

UNAL vuelve a figurar en el Top 10 de Merco Talento

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) ingresó en el Top 10 de Merco...

Los bienes públicos y el beneficio económico no son excluyentes y pueden beneficiar a organizaciones tanto públicas como privadas. Fotos: Brandon Pinto.

Salud

junio 30 de 2020

Medicamentos: ¿bienes públicos?

Los medicamentos no deberían ser un lujo –más allá de la actual pandemia– y...