Bogotanos no conocen los ecosistemas de su ciudad - UNIMEDIOS: Universidad Nacional de Colombia
Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Bogotanos no conocen los ecosistemas de su ciudad

Los habitantes de Bogotá reconocen más los elementos culturales, de infraestructura y las situaciones caóticas de la capital, que la riqueza de los ecosistemas naturales y la biodiversidad que rodea a la ciudad.

Bogotá D. C., 31 de octubre de 2019Agencia de Noticias UN-

Para los habitantes de Bogotá, los Cerros son referente de identidad y puntos de ubicación de la ciudad.

Las iglesias o referentes religiosos, bancos, universidades, hospitales y vías de la ciudad tuvieron un 34 % de reconocimiento.

La visión del TransMilenio lleno y el mal trato dentro del sistema son elementos termodinámicos que reconocen los bogotanos.

Los elementos bióticos, económicos y políticos fueron los más bajos.

En Bogotá hay poco reconocimiento de ecosistemas naturales como los humedales y bosques y su fauna.

La investigadora Natalia Contreras propone replantear el concepto de ambiente y de educación.

Así lo percibió Luisa Natalia Contreras Quevedo, magíster en Hábitat de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien por medio de palabras, dibujos y símbolos llevó a 75 habitantes de Bogotá a identificar lo que su imaginario reconoce del lugar en el que viven.

Un 41 % identificó elementos culturales como el Festival de Teatro, la Basílica del Señor de Monserrate, los festivales de música y otros elementos sociales como aquellos que permiten evidenciar un enfoque diferencial y poblacional, como por ejemplo los grupos etarios, las minorías y los habitantes en condición de discapacidad.

En segundo lugar, identificaron el elemento físico con un 34 % de recordación, nombrando edificios titulados como bancos, universidades, hospitales y vías de la ciudad.

Un 11 % reconoce elementos termodinámicos, referidos tanto a los medios de transporte –como el TransMilenio y las bicicletas– como a los centros de mayor actividad y concentración de personas, y a situaciones caóticas como la hora pico.

Los tres elementos menos nombrados fueron el biótico, el económico y el político, representados por el 5, 4 y 5 %, respectivamente. En el ámbito biótico se evidencia el divorcio del hombre y la naturaleza que ha sido acentuado por las grandes urbes; el poco reconocimiento de ecosistemas naturales en medio de la ciudad como humedales y bosques, y de los animales y la flora que los comprenden.

“Es innegable la importancia de los Cerros como referente de identidad y ubicación de la ciudad. También fueron relevantes las iglesias o los lugares religiosos nombrados por los encuestados, y también la visión del TransMilenio lleno y el mal trato dentro del sistema”, señala la magíster.

Por otro lado, muchos de los encuestados señalaron que como transporte alternativo se movilizan en bicicleta, y a través de las ciclorrutas.

Estas respuestas, logradas a través del estudio, llevan a la investigadora a proponer que se replantee el concepto de educación ambiental de la capital.

En el aspecto económico –el más bajo de todos– se reconocen las dificultades económicas que se percibe en gran parte de la población de la ciudad; y en el político se evidencia poca participación en los procesos gubernamentales y planes de mediano plazo como el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), lo cual muestra las dificultades que se han tenido en la construcción social del hábitat en los diferentes sectores de la ciudad.

Con base en estas apreciaciones, la magíster Contreras propone una política pública de educación ambiental en Bogotá, en la que se formulen estrategias que permitan iniciar procesos de reconocimiento de los cuatro elementos con la percepción más baja: termodinámica, biótico, económico y político, para afianzar así los aspectos identitarios y de apropiación del espacio.

“Debemos replantear el concepto de ambiente y el de educación, el cual tiene que ser un proceso de incorporación de aprendizajes que modifican la vida propia”, subrayó.

Al respecto, recordó que en el Distrito se han formulado interesantes apuestas por una educación ambiental integral y holística, pero los cambios de gobierno y la falta de planeación en el largo plazo (20 años) dificultan la continuidad de los procesos.

La investigadora propone que partir de los avances obtenidos en materia de identidad y reconocimiento físico de la ciudad se fortalezcan procesos de apropiación territorial, cultura ciudadana y construcción social del hábitat.

Igualmente plantea la promoción en las entidades distritales de los efectos de la situación ambiental distrital actual en la economía de Bogotá, de la región y del país, y el empoderamiento de las comunidades para que estas sean generadoras y dueñas de sus procesos locales y regionales, con el fin de asegurar su permanencia en el tiempo y potencializar los impactos de dichos procesos.

(Por: fin/IAR/MLA/LOF
)
N.° 875

Otras noticias

El estudio presenta los principales factores psicosociales, biológicos y estructurales que influyen en la morbilidad materna extrema. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

septiembre 24 de 2020

COVID-19 llevaría a UCI a mujeres embarazadas

Las mujeres gestantes tienen mayor probabilidad de ser hospitalizadas y de...

En Colombia “la política migratoria tuvo muchos vacíos en un principio”, a consideración de los políticos.

Política & Sociedad

septiembre 24 de 2020

Colombia tuvo su lista de inmigrantes indeseados

Chinos, negros, antillanos, indios o turcos mahometanos, locos, portadores de...

La tenencia de tierra es una de las grandes problemáticas históricas en Colombia. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

septiembre 24 de 2020

Actores privados han incidido en el despojo de tierras

Aunque según sentencias nacionales entre los principales victimarios del...

Se busca establecer bases científicas y tecnológicas para conseguir un Sello de Calidad para las carnes de Urabá. Fotos: Proyecto.

Desarrollo Rural

septiembre 24 de 2020

Sello de Calidad para carne de Urabá mejorará su oferta y precio

Al establecer un sistema que garantice la calidad estándar de la carne...

Contenido estomacal hallado en un ejemplar de la familia Achiridae: a, peces; b, huevos. Foto: Daniella Tafurt.

Medioambiente

septiembre 23 de 2020

Hallan plástico en peces de Buenaventura

Al analizar la alimentación de la familia de peces Achiridae –conocidos como...

El software permite la identificación individual del ganado bovino. Fotos: Henry Vargas de los Ríos, administrador de sistemas informáticos de la UNAL sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

septiembre 23 de 2020

Software monitorea el ganado en tiempo real

Por medio de un chip y otros elementos tecnológicos, esta herramienta,...

La falta de atención y poca retentiva podría dar luces sobre dificultades con la lectura. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

septiembre 23 de 2020

Señales que alertan sobre dificultades de lectura

Falta de comprensión, mala memoria, mala pronunciación de las palabras, y...

Los residuos de la papaya y la guayaba, frutas de alto consumo en el Valle del Cauca, se desechan y afectan el medioambiente. Fotos: Viviana Andrea Velasco.

Ciencia & Tecnología

septiembre 23 de 2020

Cáscaras de guayaba y papaya les pondrían color a las salchichas

Extrayendo pigmentos de las cáscaras de estas dos frutas –específicamente...

Para implementar los conocimientos teóricos y prácticos es necesario entender el cuidado como derecho. Fotos: Unimedios.

Salud

septiembre 23 de 2020

El cuidado, eje esencial del bienestar

Llegar más allá de lo que se conoce como enfermería dentro de los ámbitos...

Una de las acciones representativas de proyectos en diseño es dar información a las comunidades en diferentes formatos. Fotos: Conferencia web “Educación y memoria”.

Política & Sociedad

septiembre 23 de 2020

Diseño social aporta a la construcción de memoria y paz

La educación y la oralidad en la memoria histórica, sumadas a acciones como la...