Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Bogotanos no conocen los ecosistemas de su ciudad

Los habitantes de Bogotá reconocen más los elementos culturales, de infraestructura y las situaciones caóticas de la capital, que la riqueza de los ecosistemas naturales y la biodiversidad que rodea a la ciudad.

Bogotá D. C., 31 de octubre de 2019Agencia de Noticias UN-

Para los habitantes de Bogotá, los Cerros son referente de identidad y puntos de ubicación de la ciudad.

Las iglesias o referentes religiosos, bancos, universidades, hospitales y vías de la ciudad tuvieron un 34 % de reconocimiento.

La visión del TransMilenio lleno y el mal trato dentro del sistema son elementos termodinámicos que reconocen los bogotanos.

Los elementos bióticos, económicos y políticos fueron los más bajos.

En Bogotá hay poco reconocimiento de ecosistemas naturales como los humedales y bosques y su fauna.

La investigadora Natalia Contreras propone replantear el concepto de ambiente y de educación.

Así lo percibió Luisa Natalia Contreras Quevedo, magíster en Hábitat de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien por medio de palabras, dibujos y símbolos llevó a 75 habitantes de Bogotá a identificar lo que su imaginario reconoce del lugar en el que viven.

Un 41 % identificó elementos culturales como el Festival de Teatro, la Basílica del Señor de Monserrate, los festivales de música y otros elementos sociales como aquellos que permiten evidenciar un enfoque diferencial y poblacional, como por ejemplo los grupos etarios, las minorías y los habitantes en condición de discapacidad.

En segundo lugar, identificaron el elemento físico con un 34 % de recordación, nombrando edificios titulados como bancos, universidades, hospitales y vías de la ciudad.

Un 11 % reconoce elementos termodinámicos, referidos tanto a los medios de transporte –como el TransMilenio y las bicicletas– como a los centros de mayor actividad y concentración de personas, y a situaciones caóticas como la hora pico.

Los tres elementos menos nombrados fueron el biótico, el económico y el político, representados por el 5, 4 y 5 %, respectivamente. En el ámbito biótico se evidencia el divorcio del hombre y la naturaleza que ha sido acentuado por las grandes urbes; el poco reconocimiento de ecosistemas naturales en medio de la ciudad como humedales y bosques, y de los animales y la flora que los comprenden.

“Es innegable la importancia de los Cerros como referente de identidad y ubicación de la ciudad. También fueron relevantes las iglesias o los lugares religiosos nombrados por los encuestados, y también la visión del TransMilenio lleno y el mal trato dentro del sistema”, señala la magíster.

Por otro lado, muchos de los encuestados señalaron que como transporte alternativo se movilizan en bicicleta, y a través de las ciclorrutas.

Estas respuestas, logradas a través del estudio, llevan a la investigadora a proponer que se replantee el concepto de educación ambiental de la capital.

En el aspecto económico –el más bajo de todos– se reconocen las dificultades económicas que se percibe en gran parte de la población de la ciudad; y en el político se evidencia poca participación en los procesos gubernamentales y planes de mediano plazo como el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), lo cual muestra las dificultades que se han tenido en la construcción social del hábitat en los diferentes sectores de la ciudad.

Con base en estas apreciaciones, la magíster Contreras propone una política pública de educación ambiental en Bogotá, en la que se formulen estrategias que permitan iniciar procesos de reconocimiento de los cuatro elementos con la percepción más baja: termodinámica, biótico, económico y político, para afianzar así los aspectos identitarios y de apropiación del espacio.

“Debemos replantear el concepto de ambiente y el de educación, el cual tiene que ser un proceso de incorporación de aprendizajes que modifican la vida propia”, subrayó.

Al respecto, recordó que en el Distrito se han formulado interesantes apuestas por una educación ambiental integral y holística, pero los cambios de gobierno y la falta de planeación en el largo plazo (20 años) dificultan la continuidad de los procesos.

La investigadora propone que partir de los avances obtenidos en materia de identidad y reconocimiento físico de la ciudad se fortalezcan procesos de apropiación territorial, cultura ciudadana y construcción social del hábitat.

Igualmente plantea la promoción en las entidades distritales de los efectos de la situación ambiental distrital actual en la economía de Bogotá, de la región y del país, y el empoderamiento de las comunidades para que estas sean generadoras y dueñas de sus procesos locales y regionales, con el fin de asegurar su permanencia en el tiempo y potencializar los impactos de dichos procesos.

(Por: fin/IAR/MLA/LOF
)
N.° 875

Otras noticias

Algunos economistas manifiestan que no se debe obviar la copandemia asociada al nuevo coronavirus, ligada a la pobreza. Foto: Brandon Pinto.

Salud

julio 07 de 2020

Salud y economía, entre la cuarentena y la reapertura

El aumento de la ocupación de camas en las UCI del Distrito Capital sugeriría...

La UNAL subió seis puestos en la medición general del ranking THE, en comparación con 2019.

Educación

julio 07 de 2020

Ranking THE clasifica a la UNAL entre las mejores de América Latina

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) subió seis puestos en su posición en...

En el Valle del Cauca casi el 90 % del cultivo de ají tiene como fin la exportación. Foto: Helmuth Ceballos - Unimedios Palmira.

Desarrollo Rural

julio 07 de 2020

Identifican pulgones que “pican” al ají en el Valle

Dos especies de áfidos o pulgones afectan a estos cultivos en el departamento,...

Los profesores vinculados a partir de 2002 deberán aprobar un curso de formación para ascender en el escalafón docente. Fotos: Grupo de Educación Social y Ámbitos Académicos- UNAL Sede Palmira.

Educación

julio 07 de 2020

Investigadores forman docentes con enfoque social

El proceso formativo de la juventud y la niñez colombiana no se está afectando...

Ciencia & Tecnología

julio 07 de 2020

Dispositivos para atención de COVID-19, otro logro de la UNAL Sede Medellín

Desde antes de empezar la cuarentena, profesores y estudiantes de la...

Localización geográfica de la cuenca hidrográfica del río Bogotá. Foto: Néstor Cruz.

Ciudad & Territorio

julio 07 de 2020

Río Bogotá debe ser el eje de la metrópolis capitalina

A partir de una directriz del Gobierno nacional, en el marco de una adecuada...

La prueba de concepto de la tecnología blockchain desarrollada por la UNAL permite identificar su valor para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en la contratación pública.

Ciencia & Tecnología

julio 06 de 2020

UNAL le entrega a la Procuraduría herramienta blockchain contra la corrupción

La prueba de concepto de la tecnología blockchain desarrollada por ingenieros...

El ecodiseño ayuda a recuperar productos como estrategia dentro de una economía circular. Fotos: Valentina Ramírez - UNAL Sede Manizales.

Medioambiente

julio 06 de 2020

Ecodiseño recupera productos desechados y ayuda al planeta

Después de ser desechado, el producto elegido inicia un proceso de recuperación...

La técnica plasma de convalecencia consiste en obtener plasma de un paciente que se ha recuperado, por medio de plasmaféresis.

Salud

julio 06 de 2020

Plasma de convalecencia, posible arma contra el COVID-19

El estudio clínico de seguridad y efectividad podría darle vía libre a esta...

El prototipo del modelo u-learning se validó en cursos reales de dos universidades. Imagen: Gustavo Moreno.

Ciencia & Tecnología

julio 06 de 2020

U-learning, el modelo de aprendizaje del futuro

Tomar una clase en el momento y lugar que se desee, en cualquier dispositivo...