Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Bacterias marinas controlarían enfermedades en tomates

Cerca de 13 bacterias tomadas de esponjas, microalgas y corales, entre otros organismos de los arrecifes de coralinos de Santa Catalina y Providencia, tienen una alta probabilidad de combatir el marchitamiento vascular en cultivos de tomates.

Bogotá D. C., 26 de abril de 2018Agencia de Noticias UN-

Microrganismo Paenibacillus PNM-210. Foto: cortesía.

Diana Marcela Vinchira, estudiante del Doctorado en Biotecnología de la U.N. Foto: Santiago Rodríguez / Unimedios.

El estudio se realizó con la planta de tomate, Solanum lycopersicum. Foto: archivo particular.

Las bacterias fueron tomadas de esponjas, microalgas y corales, entre otros organismos de los arrecifes de coralinos de Santa Catalina y Providencia. Foto: archivo particular.

El fusarium es el hongo causante del marchitamiento vascular en cultivos de tomates. Foto: archivo particular.

Esta es una de las enfermedades que más se presenta en tomates y causa grandes pérdidas en estos cultivos, debido a que el hongo que la produce posee estructuras de resistencia que le permiten perdurar en el suelo hasta por seis años. 

Con el objetivo de controlar el organismo que la origina, la bacterióloga Diana Marcela Vinchira, candidata a doctora en Biotecnología de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), analizó varios tipos de bacterias recuperadas de ambientes marinos con potencial biotecnológico en estas plantaciones. 

Ella explica que el objetivo de su investigación era encontrar una bacteria que evitara el desarrollo de hongos en las plantaciones y estudiar la interacción entre el vegetal, el patógeno –organismo que causa el marchitamiento vascular, en este caso Fusarium oxysporum– y una bacteria antagonista. 

El fusarium penetra en la planta a nivel del suelo, ya sea por el tallo o las raíces superficiales, y luego por el sistema vascular de la planta; cuando ha penetrado ocasiona un amarillamiento en las hojas basales, que luego se marchitan y mueren. 

Para ello se hizo un proceso de recolección de muestras de diferentes organismos en el arrecife coralino de Santa Catalina y Providencia y en otras zonas aledañas. Allí se tomaron muestras de esponjas, microalgas, corales, sedimentos, manglares y arena coralina. 

Luego fueron trasladadas al laboratorio para generar una colección de bacterias cuyas muestras se colocaron en cultivos con nutrientes que favorecían su crecimiento. 

“Cuando la bacteria crecía la recuperábamos, es decir sacábamos una colonia y la purificábamos. Luego hacíamos un banco de trabajo para conservarla en el tiempo lo más cercana posible a sus condiciones originales. La congelábamos a menos 80 oC y ahí permanecía para ser estudiada”, explica la investigadora. 

Ensayo destructivo 

Para analizar el potencial de una de las bacterias se realizó un ensayo destructivo en condiciones genotobióticas o controladas, que consistía en introducir el microrganismo, llamado Paenibacillus, y la planta de tomate, Solanum lycopersicum, de variedad Margoble, en una estructura llena de vermiculita, una sustancia mineral que se esterilizaba para que no tuviera ningún otro microorganismo. 

“Cada día sacábamos cinco plantas e íbamos cortando la raíz, la macerábamos, hacíamos diluciones y las sembrábamos en los mismos medios de cultivo originales. En esa muestra contábamos cuanto había crecido la bacteria”, indica la bacterióloga Vinchira. 

Después de los análisis en laboratorio se logró identificar que, por ahora, de las 152 bacterias estudiadas, 13 de ellas tienen capacidad de colonizar la rizósfera de las plantas de tomate y pueden ser usadas como un biocontrolador. 

“Estamos realizando los ensayos a nivel invernadero con las bacterias seleccionadas para identificar cuál de ellas tiene el mejor efecto, es decir la que más reduzca la enfermedad en los tomates. 

Una vez seleccionadas se realizará el estudio de interacción, ya que como se trata de una bacteria que no es de ambiente terrestre, se debe establecer si la respuesta cambia mucho en la planta”, afirma. 

Agrega que cuando se compruebe la efectividad de las bacterias se realizará el proceso de formulación, escalamiento y generación del producto, con el objetivo de que finalmente se realice la transferencia tecnológica y llegue a los agricultores para el control de la enfermedad. Este proceso se hará en la línea de bioinsumos del Instituto de Biotecnología de la U.N.

(Por: fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 502

Otras noticias

Se espera que los productos se puedan consumir en otros espacios territoriales de capacitación y reincorporación. Fotos: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

septiembre 26 de 2018

Reincorporados de las FARC le sacan el jugo a frutas y verduras del Guaviare

Durante cinco días, 12 excombatientes del Espacio Territorial de Capacitación y...

En el centro los rectores de la UNAM y de la U.N. durante el corte de la cinta inaugural de la FILUni 2018. Fotos: Editorial UN.

Educación

septiembre 25 de 2018

En México, rectora Dolly Montoya inaugura FILUni 2018

En medio de una mañana soleada el Centro de Exposiciones y Congresos UNAM abrió...

El país y la nación colombiana demandan con urgencia especialistas en turismo, ambiente y territorio.

Educación

septiembre 25 de 2018

Turismo, Ambiente y Territorio, nueva Especialización de la U.N.

La Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Bogotá acaba de abrir este...

Los hongos y las bacterias asociados con los cultivos de piñuela se identificaron a nivel morfológico, bioquímico y molecular. Fotos: Geysson Hernández

Desarrollo Rural

septiembre 25 de 2018

Primer reporte de especies de hongos en cultivos de piñuela colombianos

Las especies de hongos podrían ser las causantes de pudriciones y otros...

Caverna El Caimán, ubicada en el corregimiento de La Danta, en Sonsón (Antioquia). Fotos: cortesía Nathalia Uasapud Enríquez

Medioambiente

septiembre 25 de 2018

Cavernas del Oriente antioqueño, afectadas por turismo y minería

El turismo, la minería y las actividades agrícolas son algunas de las causas...

En Colombia, esta maleza puede llegar a reducir el rendimiento de los cultivos de arroz hasta en un 92 %. Foto: Archivo- Unimedios

Desarrollo Rural

septiembre 25 de 2018

Maleza del arroz es resistente a herbicidas

La Echinochloa colona, una de las especies de más difícil manejo en el cultivo...

La jornada se realizó en la biblioteca del campus La Nubia de la U.N. Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

septiembre 25 de 2018

Transformación digital debe ser política de Estado

Generar un salto cualitativo y construir la Universidad del futuro en la que se...

Se sembraron árboles de aguacate, níspero, guanábana, mango, pan de fruta, tamarindo, naranja y cañafístole. Fotos: U.N. Sede Caribe

Medioambiente

septiembre 25 de 2018

La U.N. acompaña proyecto de reforestación en San Andrés

Árboles de aguacate, níspero, guanábana, mango, pan de fruta, tamarindo,...

La alteración de genes presentes en el tracto gastrointestinal podría estar relacionada con el desarrollo de la obesidad. Fotos: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

septiembre 25 de 2018

Genes del tracto intestinal se relacionarían con la obesidad

Nuevos genes involucrados en el equilibrio entre el consumo y el gasto de...

Con el panel sobre retos y desafíos de la Cuarta Revolución Industrial se inauguró la XXXII Feria Internacional de Bogotá. Fotos: Nicolás Bojacá - Unimedios.

Ciencia & Tecnología

septiembre 24 de 2018

Cuarta Revolución Industrial, una era de retos y posibilidades

Ante los grandes cambios que se anticipan, será necesario generar mecanismos...