Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Salud

Aumentan trastornos alimentarios en adolescentes en Bogotá

Las presiones sociales alteran la alimentación de los más jóvenes. Al comparar estudios sobre dichos trastornos en la capital, se observa un incremento del riesgo de padecer este tipo de enfermedades.

Bogotá D. C., 26 de diciembre de 2012Agencia de Noticias UN-

La bulimia nerviosa se caracteriza por el comienzo de dietas restrictivas que no llevan al paciente al peso deseado. Se llega al consumo de grandes cantidades de comida en un corto tiempo (atracones). Fotos: A. Felipe Castaño/Unimedios

La enfermedad tiene un componente relacionado con la cultura (la presión de tener un cuerpo socialmente aceptado) y otro con la herencia genética (un factor de riesgo de obesidad).

Edilma lucha cada día contra la comida. Sus 150 centímetros de estatura han tenido que soportar hasta 80 kilos de peso. Se empezó a engordar a los once años, pero se dio cuenta de que tenía un problema con su forma de comer a los trece, cuando su madre la llevó por primera vez a un médico por esa causa. En un momento llegó a pesar 44 kilos, lo ideal, pero meses después regresó de un viaje pesando 60 kg.

Bailaba ballet clásico, y en el espejo veía su cuerpo en forma de guitarra. “Me gustaban esas formas, me veía mucho más rellena que las niñas de mi edad. No tenía grandes angustias, pero tal vez había algo que no quería ver”, confiesa.

Una tesis de grado sobre trastornos de la conducta alimentaria (TCA) en adolescentes de Bogotá, efectuada por Yudi Esperanza León, especialista en Pediatría de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, señala que la presión de los padres y la práctica de actividades como el ballet se asocian a este tipo de enfermedades.

La investigadora dice que los TCA son alteraciones mentales que tienen en común una intensa preocupación por el peso, los alimentos y la figura corporal.

El profesor Luis Alberto Ángel Arango, de la Facultad de Medicina, explica que quienes los padecen tienen conductas anormales, como usar purgantes, laxantes o diuréticos de forma compulsiva y abundante. También se inducen el vómito.

Un estudio adelantado por la UN entre 1997 y 1999, en varios colegios de Bogotá, en el cual psiquiatras y psicólogos evaluaron a 2.770 jóvenes de bachillerato, encontró que la frecuencia de bulimia estaba entre el 2,6% y el 3%. Para Ángel Arango, este porcentaje es alto porque significa que, si en una institución hay 500 niñas, alrededor de 13 están enfermas. La anorexia estaba entre el 0,4% y el 0,5%.

El trabajo de la doctora León, desarrollado en 2011 en diez colegios de Bogotá, en los cuales se encuestó a 991 adolescentes (hombres y mujeres), entre los 10 y 18 años, concluyó que 82 tienen riesgo de sufrir un TCA (el 8,3% de la población evaluada).

El estudio indica que los trastornos se clasifican en anorexia, bulimia nerviosa y los no especificados. “Antes de la pubertad, estos se presentan igualmente en hombres y mujeres; durante la adolescencia, la relación hombre-mujer es de 1 a 10; y, en la adultez, de 1 a 20”, precisa la investigación.

Factores de riesgo

El profesor Arango también indica que la enfermedad tiene un componente relacionado con la cultura (la presión de tener un cuerpo socialmente aceptado) y otro con la herencia genética (un factor de riesgo de obesidad).

“Seguí bajando y subiendo como un acordeón, yendo donde endocrinólogos, haciendo gimnasia; pero de noche me comía a escondidas las galletas y tortas que mantenían en la casa. A los quince años era consciente de que tenía un problema”, cuenta Edilma.

La doctora León explica que la bulimia nerviosa se caracteriza por el comienzo de dietas restrictivas que no llevan al paciente al peso deseado, motivo por el cual este comienza a consumir grandes cantidades de comida en un corto tiempo (atracones). Luego, siente culpabilidad y utiliza diferentes mecanismos (purgas), como el vómito, ejercicio extremo y uso de laxantes o enemas, para eliminar el exceso de alimentos de su cuerpo.

“Uno se siente muy mal después de un atracón. Me acostaba, me aislaba. He tenido mucha tendencia al aislamiento. Me sentía diferente y anormal”. De hecho, los TCA constituyen la tercera enfermedad crónica más prevalente en los adolescentes, después de la obesidad y el asma.

Edilma recuerda que, entre los 18 y los 20 años, sufrió mucho porque las demás niñas salían con muchachos y ella no. Después pensó que, como era tan fea y tan pesada, no le iban a dar trabajo.

“Me sentí muy rechazada en muchas ocasiones y me he preguntado toda la vida si es porque la gente ve una persona fea en mí. Siempre he sido un poco acomplejada por eso. No me quería poner vestido de baño de ninguna manera”.

León concluye que, una vez identificado un TCA, el tratamiento requiere un enfoque multidisciplinario que se rige por dos objetivos primordiales: la renutrición del paciente y el acompañamiento psicológico. “Por tanto, estos pacientes deben ser remitidos para manejo especializado. En este proceso, es indispensable la voluntad de recuperarse del afectado y el acompañamiento del núcleo familiar”.

La noche trae consigo la angustia para Edilma, pues es el momento en que la atacan las ganas de comer. Los dulces son sus enemigos: cuando los prueba, no puede parar.

“La evolución de estas enfermedades es muy variable. Alrededor del 50% de los pacientes se curan totalmente, el 20% tienen recaídas y cerca de un 30% siguen un curso crónico, con pobre funcionalidad personal y profesional. La mortalidad descrita varía entre el 4% y el 18%”, revela el estudio.

El profesor Arango asegura que la prevención es clave. Por eso, recomienda tener cuidado al hacerle comentarios negativos a alguien sobre su aspecto físico. También resalta la importancia de identificar tempranamente a las personas con riesgo. “Hay que estar pendientes de las conductas raras: cuando cambian los hábitos alimenticios negativamente, cuando se tienen actitudes negativas frente a la comida”.

“Este es un mal traicionero, mortal y de por vida que hay que aprender a manejar”, reconoce Edilma. De ahí que sea vital el acompañamiento de la familia, los amigos y los profesores.

Lea el artículo completo en UN Periódico n.º 160: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/aumentan-trastornos-alimentarios.html.

(Por: Fin/SSG/sup
)
N.° 164

Otras noticias

Salud

enero 15 de 2021

Tiempo para el ocio y el esparcimiento propicia bienestar

Actividades de ocio que ayuden a potenciar habilidades inmersas como la...

La intervención terapéutica realizada por el SAP-UN muestra efectividad en los índices de bienestar psicológico. Foto: Creative Commons.

Salud

enero 15 de 2021

Terapia psicológica fortalece autoaceptación de pacientes

La intervención terapéutica realizada por el Servicio de Atención Psicológica...

Dentro de los ejes de trabajo está la capacitación al personal encargado, vigilancia epidemiológica y trabajo con las comunidades. Fotos: Brandon Pinto - Unimedios.

Salud

enero 15 de 2021

UNAL ofrece su campus para apoyar etapa de vacunación en Colombia

El uso del campus y algunas de sus instalaciones para apoyar el proceso de...

El análisis preliminar arrojó deficiencias en la prestación del servicio de saneamiento básico en los tres municipios. Foto: Unimedios.

Medioambiente

enero 15 de 2021

Cáscaras de yuca y plátano también generarían bioetanol

A partir del diseño y la fabricación de tres biorreactores a escala se encontró...

Aunque el plebiscito no parecía la mejor opción, el investigador explica que la refrendación popular era necesaria.

Política & Sociedad

enero 15 de 2021

En el plebiscito por la paz faltó pedagogía e incentivos para votar

Algunas luces sobre las posibles causas que llevaron a los colombianos a...

Biomasa de tallos de rosas recién cortadas. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Medioambiente

enero 15 de 2021

Tallos de rosa muestran alto potencial para producir biocombustibles

Este residuo cuenta con compuestos de alto valor agregado que pueden ser de...

La microscopía se utiliza especialmente para el diagnóstico de enfermedades. Fotos: Heberley Tobón Maya.

Ciencia & Tecnología

enero 14 de 2021

Microscopio holográfico ampliaría acceso a salud en zonas remotas

A partir de lectores Blu-ray de Xbox se trabaja en el desarrollo de un...

La esterilización sería una alternativa para prevenir la sobrepoblación de la especie. Foto: Felipe Villegas -  Prensa Instituto Humboldt.

Medioambiente

enero 14 de 2021

“Hipopótamos en Colombia deberán ser castrados para evitar sobrepoblación”

La especie exótica proveniente de África no tiene en Colombia depredadores...

Algunas empresas han empezado a contemplar contratos efectivamente de teletrabajo, y otras han facilitado sillas, mouse o teclados y pantallas para que se haga un mejor trabajo en casa. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

enero 14 de 2021

Ergonomía, necesaria para teletrabajar durante la nueva cuarentena

El cambio de espacios de trabajo de las oficinas presenciales a millones de...

El cocultivo con la menor concentración inhibitoria 50 fue el 99-37 en fermentación estática equivalente a Fusarium equiseti y Diaporthe phaseolorum. Fotos Cortesía: Katheryn Michell.

Ciencia & Tecnología

enero 14 de 2021

Una solución potencial natural a la “tristeza del aguacatero”

En la búsqueda de soluciones para esta enfermedad que ataca a las plantas de...