Escudo de la República de Colombia

Economía & Organizaciones

Atraso energético, problema de alta tensión en sector manufacturero

Un estudio con 210 empresas de las principales zonas industriales del país determinó que se puede lograr hasta un 30 % de ahorro en energía con la modernización de los sistemas de generación en varios sectores manufactureros, que van desde la producción de textiles hasta la industria de alimentos.

, 12 de abril de 2015

Los procesos energéticos de los subsectores manufactureros en Colombia están muy por debajo de los estándares de eficiencia internacional, pues los equipos utilizados afectan costos y productividad.

Estas son algunas de las más críticas conclusiones a las que llegaron varias universidades, entre ellas la UN, al realizar un diagnóstico en el que, además, se estableció que la mayoría de equipos con los que opera este subsector empresarial son contaminantes y generan condiciones críticas de salud ocupacional.

El estudio, financiado por Colciencias y la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME), fue realizado por la Red de Investigación e Innovación en Combustión de Uso Industrial-Incombustion, integrada por grupos de la Universidad Nacional, la de Antioquia y la del Valle, junto al Instituto Tecnológico Metropolitano.

Andrés Amell Arrieta, ingeniero mecánico, director de la Red y profesor de la Universidad de Antioquia, explica que el análisis se basó en encuestas e inspecciones realizadas a 210 empresas en la costa norte del país, el Valle del Cauca, Bogotá, Antioquia y los santanderes. El objetivo fue determinar las posibilidades de ahorro de energía en procesos, usos energéticos y equipos, en los subsectores textil, de alimentos, cueros, curtiembres y confecciones (Códigos ciiu 10 a 18), para todos los tamaños de empresa.

Se concluyó, por ejemplo, que la mayor cantidad de energía que se usa en estas industrias es el calor, y que por cada unidad de energía eléctrica (kilovatio/hora de energía) se obtienen cuatro de la térmica, a partir de combustibles fósiles como gas natural, carbón y biomasa.

En opinión del ingeniero, Colombia es una sociedad energéticamente ineficiente, pues por cada unidad de energía primaria que entra a la economía, solo se utiliza alrededor del 40 %, con lo cual el país pierde gran cantidad del recurso en los usos finales.

En Colombia, el 80 % de la energía que consumen los sectores industriales es obtenida de combustibles fósiles, lo cual conlleva numerosos problemas, entre ellos los ambientales.

La situación empeora por el gran atraso a nivel científico y de investigación, que mantiene al país desactualizado en nuevas tecnologías y en capacidad de fabricación de equipos más modernos.

Esa obsolescencia se traduce en baja eficiencia energética, principal razón para el desarrollo de este proyecto, según el profesor de la Facultad de Minas, Farid Chejne, representante de la UN en esta unión temporal.

Olga Victoria González, asesora líder del grupo de eficiencia energética de la Subdirección de Demanda de la UPME, considera que estos estudios alimentan los balances nacionales generados por la entidad, para proponer alternativas tecnológicas de eficiencia, como los subprogramas y las líneas de acción de lo que será el mapa de ruta del plan de acción 2016-2020.

La iniciativa hace parte de los esfuerzos nacionales por identificar procesos, tecnologías y usos de la energía en los sectores económicos del país. El último estudio de este tipo data de 2009 y fue desarrollado por la Unión Temporal Induplan.

Por esta razón, la asesora González afirma que aunque no se da en todos los subsectores y en empresas estudiadas, en muchos casos se presentan altos rezagos tecnológicos y poco conocimiento acerca del impacto de los recursos energéticos en la matriz de costo, debido a que no se cuenta con sistemas de medición, control o monitoreo. 

Sistemas más avanzados

La caracterización, desarrollada en 2014, estimó el consumo de las empresas según usos y equipos: calor directo, calor indirecto (vapor), iluminación, refrigeración, acondicionamiento de espacios, equipos de oficina, entre otras variables.

De esta manera, se detectaron alternativas de mejora, reemplazando sistemas de carbón por tecnologías como las de combustión en lecho fluidizado (usada en centrales eléctricas), sobre todo en empresas grandes de producción de vapor. Se planteó también que las calderas que utilizan gas natural optimicen sus procesos, aislamientos, motores eléctricos y luminarias.

En general, se estimó que el consumo de energía eléctrica en todos los subsectores se distribuye así: 69 % en fuerza motriz general, 10 % en aire comprimido, 8 % en refrigeración,  6 % en iluminación, 4 % en aire acondicionado, 2 % en equipos de oficina y 1 % en calentamiento.

En el caso de la térmica, el 94 % se invierte en la generación de vapor, el 3,9 % en aplicaciones menores como el calentamiento directo en procesos de secado, el 2,4 % en el calentamiento indirecto de fluidos y el 0,03 % en transporte.

Comparando los indicadores internacionales en el sector de alimentos, se encontró que en Colombia hay un alto uso del vapor como fuente de calentamiento, el cual llega a ser hasta del 75 % de la energía térmica, mientras que en Estados Unidos solo llega al 50 %.

Los principales combustibles consumidos en los sectores industriales son el gas natural (27 %), el carbón (28 %) y el bagazo de caña (13 %).

Respecto a la distribución en los procesos de uso final, se encontró que la electricidad se destina a fuerza motriz, con motores eléctricos con un tiempo de servicio cercano a los 20 años.

La energía térmica se usa en la generación de vapor para calentamiento indirecto, con calderas que tienen muy bajas eficiencias. Por tal motivo, se propone orientar el diseño y desarrollo de los programas de mejora en eficiencia hacia la generación de vapor y fuerza motriz.

¿Cómo aumentar la eficiencia?

Según el Grupo de Investigación en Termodinámina Aplicada y Energías Alternativas (Tayea), de la Facultad de Minas de la UN, a la UPME se le propusieron cuatro programas (ver tabla), según el tipo de generación de energía en cada empresa, que se basan en implementar tecnología de alta eficiencia.

Las nuevas iniciativas permitirían obtener una tasa interna de retorno superior al costo de capital y recuperar la inversión en menos de tres años. Se tendría además un potencial de ahorro de energía que oscila entre el 5 % y 30 %, particularmente en equipos que funcionan con gas natural y carbón.

En el trabajo de la red interuniversitaria Incombustion se proponen, dentro de lo planteado a las autoridades, esquemas de pago de estas inversiones por medio de las facturas de servicios públicos (energía y gas) de las compañías, de manera que se facilite capital con tasas de interés bajas y plazos de 10 a 20 años. De igual manera, se plantean incentivos diferenciales respecto al tamaño de la empresa y al grado de eficiencia alcanzado.

(Por: Mónica Escobar Mesa, Unimedios Medellín
)
N.° 0

Otras noticias

Educación

febrero 23 de 2018

Un siglo desde la pandemia más terrible

La Primera Guerra Mundial, también conocida como la Gran Guerra, ocasionó uno...

El año con mayor número de personas afectadas con minas antipersona ha sido 2006, con 1.232 registradas.

Política & Sociedad

febrero 23 de 2018

Efecto de minas antipersonas se redujo en un 93 %

En Colombia 2006 fue el año en el que se presentó el mayor número de víctimas...

La apertura de la Maestría en Gobierno Urbano fue aprobada por el Consejo de Sede de la U.N.

Educación

febrero 23 de 2018

Aprobada apertura de la Maestría en Gobierno Urbano

Este programa de posgrado será administrado por la Facultad de Ciencias...

Gracias a su versatilidad, el mecanismo también podría ser útil para desactivar elementos explosivos en forma remota.

Ciencia & Tecnología

febrero 23 de 2018

Robot didáctico entrena a estudiantes en su uso industrial

A partir de la tecnología Robotic Operating System (ROS), estudiantes de la...

La cochinilla, o perla de tierra colombiana, se alimenta de las raíces de las plantas de mora. Fotos: cortesía Elizabeth Meneses Ortiz.

Desarrollo Rural

febrero 23 de 2018

Con espectroscopia detectan insectos en suelos cultivados

Mediante el método de espectroscopia infrarroja se evidenció la presencia de...

Pescadores artesanales participan en el concurso de caza del pez león.

Medioambiente

febrero 23 de 2018

Concurso de pesca promueve control del pez león

La competencia, que convoca a buzos y pescadores artesanales, busca controlar...

Estudiantes de diversos colegios de Bogotá recorrieron los stands que instaló la U.N., para informar sobre los programas de pregrado disponibles.

Educación

febrero 23 de 2018

FOTOGALERÍA: Carreras para todos los gustos

Alumnos de los grados 10 y 11 de diferentes colegios de Bogotá llegaron a la...

<em>Selección natural</em> es la propuesta de los egresados de la U.N.

Artes & Culturas

febrero 23 de 2018

Egresados de la U.N. compiten con serie web en los Premios India Catalina

Selección natural es la propuesta de los egresados de la Universidad Nacional...

Componentes del sistema de alerta temprana por inundación.

Medioambiente

febrero 23 de 2018

Manizales tendrá sistema de alerta temprana por inundaciones

El Sistema de Alerta Temprana (SAT) por inundaciones servirá para que los...

Las tecnologías permitirían tomar mejores decisiones para alcanzar la sostenibilidad.

Ciudad & Territorio

febrero 22 de 2018

Ciudades inteligentes deben ser incluyentes

Las ciudades pueden usar herramientas como internet de las cosas, big data y...