Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Aguas lluvias, aliadas en la construcción de edificios

Este recurso natural, que literalmente cae del cielo, se podría aprovechar desde el principio hasta el final de las obras de construcción, por ejemplo en las mezclas de agua, arena y aglomerante, pues no modifica ni la resistencia ni la apariencia del concreto.

Bogotá D. C., 14 de febrero de 2018Agencia de Noticias UN-

El agua lluvia se puede usar en mezcla del concreto. Foto: archivo particular.

Por lo general en las obras de construcción el agua potable se malgasta en el lavado de herramientas o de llantas de volquetas. Foto: archivo particular.

Para la programación de las obras civiles es importante identificar los periodos más lluviosos y los más secos. Foto: archivo particular.

En la etapa final de la obra el agua lluvia se utiliza para sanitarios o riego de jardines. Foto: archivo particular.

Bogotá cuenta con la Guía de Manejo Ambiental para el Sector de la Construcción. Foto: archivo particular.

La ingeniera María Fernanda Camelo, estudiante de la Maestría en Construcción de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), explica que “ese proceso es conocido como mortero, y según el tipo de mortero, la demanda de agua puede alcanzar hasta cerca de 250 litros de agua por m2”.

Para optimizar el uso de agua potable en los proyectos de construcción, como edificios, la estudiante Camelo propone una guía que incentive el aprovechamiento de las aguas lluvias en las obras, creando un sistema permanente que permita realizar acciones como mezclar y curar el concreto. Incluso se puede usar para lavar herramientas y volquetas.

El curado del concreto consiste en mantener la mezcla a una temperatura y un contenido de humedad adecuado para que desarrolle las propiedades de resistencia y durabilidad. Al respecto, la futura magíster sugiere aplicar dos técnicas: el método húmedo a través del cual se suministra agua adicional, y el uso de materiales que generen una membrana en su superficie. En este proceso se pueden gastar hasta 22,57 litros por m2 y 170,31 litros por m3, según las buenas prácticas de manejo del agua.

En procesos como el lavado de herramientas se pueden usar hasta 94,64 litros por día, y en lavado de llantas de volquetas hasta 87,3 litros de agua por volqueta. Lo anterior depende de si se utiliza manguera o hidrolavadora, ya que el tiempo de esta labor puede variar.

En los datos aportados por la guía se advierte que los constructores deben identificar los periodos más lluviosos y los más secos, y realizar una programación de la obra en la que se tenga en cuenta el factor meteorológico en la planeación de actividades como la demolición y las excavaciones –que forman parte de la fase preliminar–; las cimentaciones en la fase de estructura; la mampostería o construcción de muros; la instalación de cielos rasos y los acabados finales en pintura y carpintería de madera.

Uso eficiente comprobado

Para constatar la eficacia en el uso de las aguas lluvias, la ingeniera se basó en un proyecto de vivienda multifamiliar en el norte de Bogotá, con una área de 9.900 m2 para 9 torres, 11 pisos, y en cada piso 4 apartamentos.

El cálculo de la cantidad de agua lluvia que se necesitaba en cada uno de los procesos lo obtuvo de la información suministrada por la estación climatológica Emmanuel d'Alzon, de Bogotá, dirigida por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Además, con los datos provenientes de dicha estación, identificó el comportamiento de la lluvia en la zona analizada y calculó la cantidad de agua que requiere la construcción. Después aplicó ecuaciones teniendo en cuenta las variables de tiempo y área de cubiertas o de tuberías, entre otros datos.

Basada en las ecuaciones, precisó que los volúmenes máximos de agua para el lavado de llantas de volquetas fue de 144 m3; para el sanitario provisional convencional 78,2 m3; para el curado de estructuras de concreto 6.420 m3; para las pruebas sanitarias 4 m3; para morteros 13 m3; para el lavado de herramientas 9 m3; para el lavado de herramienta en acabados 32 m3; para la prueba de cubierta 287 m3; para la prueba de ventanería 389 m3; para el lavado de herramientas en acabados finales 35 m3 y para el lavado de utensilios 6 m3.

Para la obra evaluada se concluyó que se necesitan 7.419 m3 de agua. Sin embargo se pueden tener volúmenes mínimos si se adoptan buenas prácticas del uso del agua, como lo expone la Guía de Manejo Ambiental para el Sector de la Construcción, documento expedido en 2013 por la Secretaría Distrital de Ambiente.

Cabe señalar que en Bogotá la Ley 373 de 1997 establece el programa para el uso eficiente y ahorro del agua, aunque no existe una normatividad que regule esta disposición.

Con la guía de la ingeniera Camelo se hace un llamado sobre el cuidado y la protección del agua en el país. “Colombia cuenta con una gran riqueza hídrica, pero esta no es homogénea con respecto al territorio nacional: donde hay mayor población hay menor oferta hídrica, y donde hay menor población hay mayor oferta hídrica”.

(Por: fin/DGH/dmh/LOF
)
N.° 135

Otras noticias

El equipo de trabajo de la primera fase está integrado por las universidades Nacional, Sergio Arboleda y Columbia Británica. Fotos: archivo particular

Ciencia & Tecnología

diciembre 11 de 2018

Colombia abona terreno para telescopio solar robótico

La medición de la calidad del cielo en los municipios de Villa de Leyva...

La U.N. entre las mejores IES en producción científica.

Educación

diciembre 10 de 2018

La U.N. registra la mayor producción científica del país

Con más de 1.600 artículos científicos publicados y 585 grupos de investigación...

“Una revolución que aún no ha sido” es el nombre de la exposición temporal que ocupa los distintos espacios de la Casa Museo Gaitán. Fotos: Yesid Villamizar, Centro de Divulgación y Medios

Artes & Culturas

diciembre 10 de 2018

“Una revolución que aún no ha sido” se instaló en la Casa Gaitán

Esta exposición visual temporal, que rescata del olvido la historia de la...

Muchos de los logros del mejoramiento genético de las plantas se pierden cuando el material se contamina. Fotos: Lenin Rodríguez

Desarrollo Rural

diciembre 10 de 2018

Identifican variedades de arroz genéticamente impuras

Al evaluar los cambios agronómicos y moleculares que sufrieron 14 variedades de...

Francoise Melissa Berdugo Lattke es egresada del Conservatorio de Música de la U.N. Fotos: Francoise Melissa Berdugo.

Artes & Culturas

diciembre 10 de 2018

Egresada de la U.N. becada por la Royal Academy of Music de Londres

Durante dos años, la cantante lírica Francoise Melissa Berdugo Lattke tendrá la...

Metabolitos de cianobacterias recolectadas en Providencia y Santa Catalina inhibirían el crecimiento de células cancerígenas. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios.

Salud

diciembre 10 de 2018

Algas del Caribe colombiano inhibirían avance del cáncer

Cianobacterias recolectadas en las islas de Providencia y Santa Catalina,...

Los reincorporados presentaron su proyecto de agroemprendimiento ante la comunidad y las autoridades locales.

Economía & Organizaciones

diciembre 10 de 2018

Reincorporados de Riosucio crean emprendimiento agroindustrial

Veinticinco familias reincorporadas, provenientes del Alto Occidente de Caldas,...

Artes & Culturas

diciembre 10 de 2018

Caldas, ideólogo y líder de la geografía

La exposición “Ojos en el cielo, pies en la Tierra: Mapas, libros e...

En Colombia el 49 % de las grandes presas son térreas y el 19 % de estas se destinan al suministro de agua para riego. Fotos: archivo particular.

Medioambiente

diciembre 10 de 2018

Pequeñas presas no se deben construir en verano

La principal causa del agrietamiento superficial en pequeñas presas se debe a...

Aunque en términos de volumen el bagazo representa cerca del 65 % de la cosecha de plátano, por lo general no es aprovechado por los agricultores. Fotos: Alisson Mosquera Cifuentes

Medioambiente

diciembre 10 de 2018

Residuos de plátano y palma, materia prima para empaques

Con el bagazo de la hoja y el tallo del plátano, y la vaina de las palmas, se...