Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Aguas lluvias, aliadas en la construcción de edificios

Este recurso natural, que literalmente cae del cielo, se podría aprovechar desde el principio hasta el final de las obras de construcción, por ejemplo en las mezclas de agua, arena y aglomerante, pues no modifica ni la resistencia ni la apariencia del concreto.

Bogotá D. C., 14 de febrero de 2018Agencia de Noticias UN-

El agua lluvia se puede usar en mezcla del concreto. Foto: archivo particular.

Por lo general en las obras de construcción el agua potable se malgasta en el lavado de herramientas o de llantas de volquetas. Foto: archivo particular.

Para la programación de las obras civiles es importante identificar los periodos más lluviosos y los más secos. Foto: archivo particular.

En la etapa final de la obra el agua lluvia se utiliza para sanitarios o riego de jardines. Foto: archivo particular.

Bogotá cuenta con la Guía de Manejo Ambiental para el Sector de la Construcción. Foto: archivo particular.

La ingeniera María Fernanda Camelo, estudiante de la Maestría en Construcción de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), explica que “ese proceso es conocido como mortero, y según el tipo de mortero, la demanda de agua puede alcanzar hasta cerca de 250 litros de agua por m2”.

Para optimizar el uso de agua potable en los proyectos de construcción, como edificios, la estudiante Camelo propone una guía que incentive el aprovechamiento de las aguas lluvias en las obras, creando un sistema permanente que permita realizar acciones como mezclar y curar el concreto. Incluso se puede usar para lavar herramientas y volquetas.

El curado del concreto consiste en mantener la mezcla a una temperatura y un contenido de humedad adecuado para que desarrolle las propiedades de resistencia y durabilidad. Al respecto, la futura magíster sugiere aplicar dos técnicas: el método húmedo a través del cual se suministra agua adicional, y el uso de materiales que generen una membrana en su superficie. En este proceso se pueden gastar hasta 22,57 litros por m2 y 170,31 litros por m3, según las buenas prácticas de manejo del agua.

En procesos como el lavado de herramientas se pueden usar hasta 94,64 litros por día, y en lavado de llantas de volquetas hasta 87,3 litros de agua por volqueta. Lo anterior depende de si se utiliza manguera o hidrolavadora, ya que el tiempo de esta labor puede variar.

En los datos aportados por la guía se advierte que los constructores deben identificar los periodos más lluviosos y los más secos, y realizar una programación de la obra en la que se tenga en cuenta el factor meteorológico en la planeación de actividades como la demolición y las excavaciones –que forman parte de la fase preliminar–; las cimentaciones en la fase de estructura; la mampostería o construcción de muros; la instalación de cielos rasos y los acabados finales en pintura y carpintería de madera.

Uso eficiente comprobado

Para constatar la eficacia en el uso de las aguas lluvias, la ingeniera se basó en un proyecto de vivienda multifamiliar en el norte de Bogotá, con una área de 9.900 m2 para 9 torres, 11 pisos, y en cada piso 4 apartamentos.

El cálculo de la cantidad de agua lluvia que se necesitaba en cada uno de los procesos lo obtuvo de la información suministrada por la estación climatológica Emmanuel d'Alzon, de Bogotá, dirigida por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Además, con los datos provenientes de dicha estación, identificó el comportamiento de la lluvia en la zona analizada y calculó la cantidad de agua que requiere la construcción. Después aplicó ecuaciones teniendo en cuenta las variables de tiempo y área de cubiertas o de tuberías, entre otros datos.

Basada en las ecuaciones, precisó que los volúmenes máximos de agua para el lavado de llantas de volquetas fue de 144 m3; para el sanitario provisional convencional 78,2 m3; para el curado de estructuras de concreto 6.420 m3; para las pruebas sanitarias 4 m3; para morteros 13 m3; para el lavado de herramientas 9 m3; para el lavado de herramienta en acabados 32 m3; para la prueba de cubierta 287 m3; para la prueba de ventanería 389 m3; para el lavado de herramientas en acabados finales 35 m3 y para el lavado de utensilios 6 m3.

Para la obra evaluada se concluyó que se necesitan 7.419 m3 de agua. Sin embargo se pueden tener volúmenes mínimos si se adoptan buenas prácticas del uso del agua, como lo expone la Guía de Manejo Ambiental para el Sector de la Construcción, documento expedido en 2013 por la Secretaría Distrital de Ambiente.

Cabe señalar que en Bogotá la Ley 373 de 1997 establece el programa para el uso eficiente y ahorro del agua, aunque no existe una normatividad que regule esta disposición.

Con la guía de la ingeniera Camelo se hace un llamado sobre el cuidado y la protección del agua en el país. “Colombia cuenta con una gran riqueza hídrica, pero esta no es homogénea con respecto al territorio nacional: donde hay mayor población hay menor oferta hídrica, y donde hay menor población hay mayor oferta hídrica”.

(Por: fin/DGH/dmh/LOF
)
N.° 135

Otras noticias

Colombia cuenta con una diversidad de lauráceas, de las cuales los géneros Nectandra y Ocotea son los más abundantes. Foto: Archivo particular

Ciencia & Tecnología

julio 18 de 2018

Tres especies de plantas con potencial para tratar el Alzheimer

Se trata de las hojas de Ocotea lanceolata y Nectandra reticulata, y de la...

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2018

Herramientas y equipos para mejorar procesos de cosecha y poscosecha en Cundinamarca

Los nuevos modelos y prototipos fueron diseñados por estudiantes de la...

El fósforo es un nutriente importante, por ejemplo, en el crecimiento de raíces del café. Fotos: cortesía Hernán González.

Desarrollo Rural

julio 17 de 2018

Hongos aportan más fósforo en cultivos de café

Microorganismos de los géneros Penicillium, Phlebia y Aspergillus potenciaron...

En los currículos de las clases de Lenguaje de los colegios de primaria analizados no se leen libros escritos por autoras colombianas. Fotos: Archivo

Educación

julio 17 de 2018

Clases de Lenguaje reproducen lógicas colonialistas

En los contenidos de las clases que se dictan en colegios de primaria, tanto...

Los estudios de morfometría geométrica pueden tardar menos de tres días, cuando se evalúa una población de alrededor de 300 individuos.  Foto: Manuel Alejandro Noriega.

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2018

Evaluación anatómica de peces haría más rentable su mejoramiento

Aprovechando las ventajas de la morfometría geométrica –abstracción de la forma...

Las prácticas estudiantiles en las empresas busca ser un vínculo entre la academia y el sector productivo del país.

Artes & Culturas

julio 17 de 2018

Diseño conceptual se impone en mobiliario

Líneas simples, colores naturales y piezas sencillas buscan darle realce a la...

Unidad 1 del objeto virtual de aprendizaje.

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2018

Objeto virtual enseña sobre fuerzas de la naturaleza

En esta plataforma digital se dan a conocer las fuerzas Gravitación Universal,...

La densidad urbana se refiere al número de habitantes y viviendas en una hectárea y los usos del suelo de la zona. Fotos: Oscar Piratova - Unimedios

Ciudad & Territorio

julio 17 de 2018

Densidad urbana pone en riesgo calidad del espacio en las ciudades

Los modelos de construcción de vivienda y de densificación de ciudades como...

La Provincia de Guanentá es una de las regiones más productoras de tabaco de Santander. Foto: Archivo particular

Desarrollo Rural

julio 17 de 2018

Turismo desplaza producción tabacalera en zonas de Santander

Los productores de tabaco de la provincia de Guanentá (Santander) se verían...

La ley 1917, conocida como la ley de residentes, fue sancionada el pasado viernes por el presidente de la República, Juan Manuel Santos.

Educación

julio 16 de 2018

Ley de residentes humanizará el servicio de salud

La ley 1917 del 12 de julio de 2018, que reglamenta beneficios como el pago de...