Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Adiós a la investigadora de anfibios y del caimán llanero

La profesora María Cristina Ardila, del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), fue pionera en la herpetología colombiana, formó varias generaciones de profesionales y documentó incansablemente la biodiversidad de anfibios del país.

Bogotá D. C., 30 de noviembre de 2017Agencia de Noticias UN-

La profesora María Cristina Ardila estuvo vinculada al ICN, investigando sobre reptiles y anfibios.

Fue directora de la Estación de Biología Tropical Roberto Franco de la U.N. en Villavicencio.

Trabajó para consolidar el Programa Nacional de Conservación del caimán llanero.

Lideró la liberación de cocodrilos en la Sierra de La Macarena y el río Manacacías.

Formó varias generaciones de biólogos que continuarán con su legado.

La docente, quien durante 15 años se dedicó al estudio del cocodrilo del Orinoco, también conocido como “caimán llanero”, trabajó arduamente en el Programa Nacional de Conservación de esta especie, y en 2015 lideró la liberación de cuatro cocodrilos en la Serranía de La Macarena. En su honor, una de las hembras fue nombrada “Cristina”, y aún se reciben señales satelitales de ella a través del transmisor que le fue instalado para su monitoreo.

La profesora Cristina siempre le apostó a que la reintroducción de esta especie fuera completa y exitosa, por lo que diseñó lineamientos que tienen en cuenta componentes sociales, bienestar animal, análisis y observaciones constantes, para hacer efectivos los planes de manejo.

El ingeniero ambiental Willington Martínez, funcionario de la Estación de Biología Tropical Roberto Franco, quien conoció de cerca esta etapa de su trabajo, detalló que su visión de la conservación iba más allá de llevar a los cocodrilos a la vida silvestre: reconocía la importancia de saber qué pasaba con estos animales, cómo utilizaban el hábitat y cómo era su interacción con los seres humanos después de ser liberados.

Esto permitió una segunda liberación de 15 cocodrilos en el río Manacacías, en Puerto Gaitán (Meta), el pasado 18 de noviembre, proyecto en el que también estuvo a cargo de la dirección y coordinación de cada detalle.

Aunque la profesora Cristina no pudo presenciar el momento de la liberación por complicaciones de salud, hasta el último instante acompañó al equipo que respaldó su trabajo durante años.

Ella confiaba en que podría participar en la comisión que se está adelantando en Barranco de Loba, pero su salud decayó y falleció el pasado 24 de noviembre. Dicho municipio a orillas del río Magdalena es el lugar en el que los biólogos del Grupo de Conservación y Manejo de Cocodrilos –liderados por la profesora María Cristina– analizan las poblaciones de babilla (Caiman crocodilus).

Formadora de alta exigencia

La investigadora María Cristina Ardila inició la consolidación de su carrera como bióloga en septiembre de 1977. Su tesis de grado estuvo dedicada a la especie de rana Geobatrachus Ruthven, endémica de la Sierra Nevada de San Marta, de la que realizó una descripción detallada y analizó sus características morfológicas.

Este trabajo fue dirigido por el profesor Pedro M. Ruiz y evaluado por el herpetólogo Federico Medem, quienes se convertirían en sus grandes mentores. Sus aportes fueron reconocidos internacionalmente y desde allí empezó a abrirse campo hacia una carrera científica que la llevaría a producir más de 50 publicaciones y describir 33 especies de anfibios neotropicales.

Realizó un registro de especies nuevas, no solo para el país sino para el mundo, algunas nombradas en honor a sus docentes; ahora hay ranas descritas que llevan su nombre, gracias a la dedicada labor docente que adelantó desde el ICN y que le permitió formar generaciones de profesionales que la recuerdan por sus enseñanzas, acompañamiento y exigencias.

Pero no solo se dedicó a la docencia y la investigación, sino que también hizo aportes a la U.N. en términos de gestión cuando fue coordinadora académica y secretaria de la Facultad de Ciencias.

El biólogo Rafael Moreno, quien fue uno de sus alumnos, cuenta que la profesora Ardila tenía un carácter fuerte, sobre todo en cuestiones técnicas, pero tenía una sensibilidad que afloraba cuando había confianza.

“Ella podía hablar de cualquier tema, incluso lejos de la vida académica, pero siempre tenía historias que contar de todo lo que había vivido en épocas en las que el trabajo de campo era muy diferente”, recuerda el biólogo Moreno, consciente de que los científicos que aprendieron de ella ahora tienen la responsabilidad de mantener vigente el trabajo que comenzó.

Estos aportes fueron reconocidos con varias distinciones, entre las que se destacan el Premio Alejandro Ángel Escobar en Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y la Distinción Académica Juan Herkrath Müller del Consejo de la Facultad de Ciencias.

Los investigadores y funcionarios de la U.N. que estuvieron vinculados a su tarea esperan seguir trabajando en la conservación del caimán llanero –especie que está en peligro de extinción– para establecer sus poblaciones y demostrar que todos los esfuerzos de la profesora Cristina valieron la pena.

(Por: Fin/VC/MLA/LOF
)
N.° 898

Otras noticias

En el estudio se analizaron los accidentes ocurridos en la capital durante 2015, con gravedad de lesiones o muertos. Fotos: archivo Unimedios

Ciudad & Territorio

abril 23 de 2019

Accidentalidad en Bogotá se intensifica en tres meses

En marzo, agosto y septiembre la mayor parte de la red vial alcanza una...

El proyecto busca construir modelos basados en inteligencia artificial para predecir eventos delincuenciales en Bogotá. Fotos: Agencia de Noticias - Unimedios

Ciencia & Tecnología

abril 22 de 2019

Inteligencia artificial ayudaría a anticiparse a los crímenes en Bogotá

Modelos basados en la técnica conocida como machine learning, o aprendizaje de...

Este es el primer acercamiento oficial entre las dos instituciones. Fotos: Luis Palacios - Unimedios

Educación

abril 22 de 2019

La U.N. afianza lazos de cooperación con la U. de Aveiro

En su visita a la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), la profesora Sandra...

Edificio Altos del Lago, en Rionegro (Antioquia), cuyas vigas tienen lados mal construidos que no forman un plano. Fotos: cortesía Yosef Farbiarz, director del Centro de Investigaciones Sísmicas de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín.

Ciudad & Territorio

abril 22 de 2019

Altos del Lago: fallas estructurales y éticas

Vigas desiguales, concretos en los que se encontraron hasta colillas de...

Factores económicos y de tiempo obstaculizan la participación de las mujeres en la política. Foto: Creative Commons

Política & Sociedad

abril 22 de 2019

Partidos minimizan participación femenina en juntas locales

Factores como la clase social y los capitales económicos y culturales...

Estudiantes de la U.N. Sede Palmira provenientes de Tumaco recibieron en el Aeropuerto a sus nuevos compañeros del Nodo Tadó-Chocó.

Educación

abril 22 de 2019

La U.N. inaugura nodo para ingreso de estudiantes de Chocó

Durante sus dos primeros semestres de estudio, 24 alumnos provenientes de zonas...

La U.N. participará con 437 títulos de la producción editorial de todas sus sedes. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

abril 22 de 2019

Con 147 títulos nuevos llega la U.N. a la Filbo

La Editorial de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) llega a la versión...

El prototipo se encuentra en proceso de registro de patente ante la Superintendencia de Industria y Comercio. Foto: Luis Eduardo Perdomo

Ciencia & Tecnología

abril 22 de 2019

Prototipo registra perturbaciones en la red eléctrica por rayos

Este equipo es el único en el país capaz de registrar las sobretensiones...

Obtener el suplemento no traería mayores costos y sí permitiría mejorar la productividad en la avicultura de la zona. Fotos: Latife Lúquez, candidata a magíster en Ciencias Agrarias de la U.N. Sede Palmira

Desarrollo Rural

abril 19 de 2019

Pollos engordan más con harina de vísceras de pescado

Al utilizar como suplemento este residuo de la pesca, el peso de las aves...

Como parte de la investigación se elaboró una secuencia didáctica llamada “Mis Amigos y Yo”. Fotos: Luz Quiñones.

Educación

abril 18 de 2019

Convivencia en las aulas mejora con cuentos de Helme Heine

A pesar de ser tan distintos, el ratón Juan, el cerdo Lucas Gorrino y el gallo...