Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Aceite de cocina reaprovechado, el mejor aporte al ambiente

El aprovechamiento de este residuo como materia prima oleoquímica –principalmente para la producción de biodiesel- contribuye a disminuir la ecotoxicidad acuática y el agotamiento de la capa de ozono, además reduce el impacto sobre el cambio climático, al tiempo que representa un beneficio social y económico para las ciudades.

Bogotá D. C., 13 de abril de 2020Agencia de Noticias UN-

Durante la fritura, el aceite de cocina sufre alteraciones químicas y físicas que lo convierten en un producto no apto para el consumo humano. Fotos: archivo-Unimedios.

El aceite de cocina usado, de origen vegetal o animal, debe ser descartado tras su utilización en la preparación de alimentos.

En los hogares se recomienda que después de utilizar el aceite, se deje enfriar y se recolecte en envases plásticos.

El aceite debe ser llevado a puntos de recolección como los que se encuentran en grandes cadenas de supermercados.

El aceite de cocina usado es una materia prima utilizada en procesos como la obtención de biodiesel.

A esta conclusión llegó Paola Andrea Torres Ulloa, magíster en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien analizó la cadena de aprovechamiento y valorización del aceite de cocina usado que se genera en Bogotá, hasta cuando se transforma en materia prima para la industria oleoquímica, con el fin de determinar si en realidad es una alternativa positiva para el medio ambiente.

La idea surgió a partir del Acuerdo 634 de 2015 , con el que la Secretaría Distrital de Ambiente buscó controlar y regular el manejo de estos residuos. “Teníamos que indagar si la solución que se planteaba en la norma, que era aprovechar el aceite, realmente era sostenible para la ciudad”, señala la investigadora.

Para el estudio, se analizó el ciclo de vida (ACV), metodología que permite identificar los impactos que se pueden presentar a lo largo del proceso de reutilizar el aceite de cocina. “Quisimos comparar el aprovechamiento versus el escenario actual, el cual es tratar el aceite de cocina como residuo”, explica la magíster.

El primer paso consistió en acercarse a las empresas dedicadas a aprovechar el aceite de cocina usado, quienes también fueron gestoras del Acuerdo 634 ante la desconfianza de establecimientos como restaurantes a cederles el residuo.

Así, se trabajó con cuatro plantas activas en Bogotá y a partir de ellas se hizo conexión con otros actores como transportadores, con quienes se implementaron mesas de trabajo en las que participaron la Secretaría Distrital de Ambiente y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Esto permitió conocer el método para reaprovechar el aceite, las características de las plantas en las que se lleva a cabo, las cantidades aproximadas que se recogían y la logística del proceso.

Después el estudio se limitó a una sola empresa para analizar el protocolo desde la generación del residuo en restaurantes u otros lugares, hasta su tratamiento previo a la exportación, lo cual incluyó consumos de energía, combustibles y vehículos utilizados, entre otros factores.

El inventario de las emisiones se desarrolló conforme a los datos recolectados en entrevistas a los actores del proceso, referencias bibliográficas e inventarios de emisiones de la base de datos Ecoinvent v3.4.

Según los resultados, la etapa del proceso que genera mayores impactos ambientales es el pretratamiento, en particular el uso de energía en el bombeo y en el proceso de rectificación y deshumidificación a altas temperaturas.

Estos impactos se compararon con los del escenario en el que el aceite es tratado solo como un residuo, en el cual se presentan dos opciones: ir a parar a un relleno sanitario o al alcantarillado a través de los lavaplatos para llegar a ríos y plantas de tratamiento.

“Comparamos los dos escenarios y por medio del software Open LCA calculamos los índices escogidos para el análisis y concluimos que el aprovechamiento es totalmente sostenible, pues se reducen los efectos en comparación con el escenario de residuos en gran cantidad”, asegura la investigadora Torres.

Beneficios ecológicos y económicos

El estudio permitió identificar que, aunque los impactos ambientales más grandes del proceso de valorización están en las etapas de calentamiento y deshumidificación asociados al alto consumo de gas y de energía eléctrica, el aprovechamiento de aceite de cocina usado disminuye impactos de ecotoxicidad acuática, agotamiento de la capa de ozono, eutrofización y cambio climático.

Además conllevan un beneficio social y económico para la ciudad, pues se genera la ganancia bruta de alrededor de 1.700.000 pesos por tonelada de aceite de cocina usado aprovechado, lo cual impacta de manera positiva al propiciar la creación de cerca de 27 nuevos empleos al año.

En cuanto al análisis económico, las operaciones que involucran los mayores costos son el suministro de energía y agua para el procesamiento, lo que indica que se deben plantear esquemas de integración energética y de reutilización del agua para reducir costos e impactos de las plantas de aprovechamiento.

(Por: fin/ALP/MLA/MG
)
N.° 311

Otras noticias

Educación

junio 06 de 2020

Conocimiento en la crisis y más allá de la crisis

Esta semana participé en un foro junto a Mabel Torres, ministra de Ciencia,...

Mi primer libro del Sol está disponible en la Biblioteca Digital de la Facultad de Ciencias. Fotos: Editorial UN.

Ciencia & Tecnología

junio 05 de 2020

Ciencia gratis para todos los públicos

En un ejercicio de promoción científica, y aprovechando la realización de la...

Lanzamiento de Cuestiones del decir en la Feria Virtual del Libro Universitario. Foto: flyer FVLU.

Artes & Culturas

junio 05 de 2020

Carlos Ruiz recopila su obra en Cuestiones del decir

Escritores como Octavio Paz, Fernando Pezoa, Jorge Luis Borges, Gabriel García...

Personal del Hospital Universitario y algunos egresados que participaron en la donación. Foto: cortesía profesor Raúl Sastre.

Salud

junio 05 de 2020

Médicos egresados de la UNAL donan camillas al HUN

Egresados de la promoción 1982-I gestionaron la compra de 11 camillas con...

Para 2018, los costos de atención por enfermedades relacionadas con la contaminación atmosférica en Pereira se valoraron en 507 millones de pesos. Fotos: Heliana Marcela Restrepo - UNAL Sede Manizales.

Medioambiente

junio 05 de 2020

Contaminación vehicular genera sobrecostos para la salud

Los costos de atención por enfermedades relacionadas con la contaminación...

El equipo Énergie fue galardonado con el premio Leonard, en el concurso internacional de innovación “The Trail”, de VINCI Construction.

Ciencia & Tecnología

junio 05 de 2020

Estudiantes de la UNAL ganan premio Leonard a la innovación

Una membrana adhesiva elaborada a base de un material piezoeléctrico que...

El Tercer Foro Virtual en Coronavirus fue realizado, entre otros, por el Instituto de Salud Pública y la Revista de Salud Pública de la UNAL.

Política & Sociedad

junio 05 de 2020

Desarticulación estatal pone en riesgo a la Amazonia

Alimentos no asimilados para las organizaciones indígenas, respiradores sin...

Suministrado como tratamiento de epilepsias, el cannabidiol CBD, presente en el cannabis, mejoraría la calidad de vida de los pacientes.

Salud

junio 05 de 2020

Cannabis medicinal ayudaría a tratar epilepsia en niños

Los fitocannabinoides CBD, uno de los compuestos de esta especie, actúan como...

Para el estudio se visitaron las cadenas de supermercados más grandes de Colombia. Nathalie Ramírez Giraldo - UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

junio 04 de 2020

Supermercados podrían ahorrar hasta un 20 % de energía

Combinar la mejora tecnológica y de gestión de equipos con sistemas de...

La virtualidad abre las puertas a nuevas modalidades de visibilización del conocimiento. Foto: Unimedios.

Artes & Culturas

junio 04 de 2020

Feria Virtual del Libro Universitario sienta exitoso precedente

Con el registro de una sintonía desde 21 departamentos del país y 17 países,...