Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Adultos mayores mejoran salud mental aprendiendo otro idioma
Educación

Adultos mayores mejoran salud mental aprendiendo otro idioma

    A nivel cognitivo, aprender una segunda lengua durante la edad adulta puede ejercer efectos neuroprotectores, promover el fortalecimiento de las redes cerebrales y mejorar la reserva cognitiva.

    “Específicamente, aprender un idioma extranjero ayudaría a mejorar la plasticidad cognitiva, ya que esta tarea de aprendizaje requiere el reclutamiento de extensas redes neuronales y estimula diferentes habilidades como la memoria de trabajo y semántica, el razonamiento inductivo, la discriminación de sonido, la segmentación del habla, el cambio de tareas y el aprendizaje de reglas”.

    Así lo afirma la fonoaudióloga y psicóloga Judy Costanza Beltrán Rojas, candidata a Doctora en Neuropsicología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, quien junto con los profesores María Fernanda Lara, de la Facultad de Medicina, y Enrique Orjuela, del Departamento de Lenguas Extranjeras, lideran el programa Mentes en Acción-Francés, que se dicta a adultos mayores de 60 años.

    “Investigaciones recientes en envejecimiento afirman que el aprendizaje de idiomas contribuye a mantener las funciones cognitivas, la salud mental, la motivación y la socialización”, subraya la profesora Beltrán.

    Bajo estos parámetros nació en 2021 este programa, creado por el Centro de la Comunicación Humana (CCH) de la Facultad de Medicina de la UNAL en alianza con el Departamento de Lenguas Extranjeras de la Facultad de Ciencias Humanas, el cual se convierte en una apuesta a la virtualidad y a la interdisciplinariedad.

    La iniciativa se inspiró en un proceso previo liderado por la profesora Zulma Santos, de Trabajo Social, que se desarrolla en Unisalud, donde los adultos mayores se acercaron al aprendizaje de lenguas extranjeras.

    En Colombia, la población bilingüe está por debajo del promedio, solo cerca del 33 % de las personas dominan una segunda lengua. En el caso de los adultos mayores, estos datos disminuyen en la población mayor de 50 años, quienes tienen menor dominio de un segundo idioma.

    Alumnos del curso inicial

    En el primer curso participaron 15 adultos mayores –4 hombres y 11 mujeres– de entre 63 y 87 años, con 16 semanas de formación logrando no solo un acercamiento a la lengua francesa sino también la posibilidad de participar en un curso en la modalidad virtual sincrónica.

    Según la profesora Beltrán “los adultos mayores se comprometen mucho más que las personas jóvenes con el proceso de aprendizaje de lenguas, el programa ha demostrado que la virtualidad es una herramienta para acercar a esta población a un nuevo idioma y favorecer sus funciones cognitivas”.

    Vilma Mora, una de las participantes, comenta que “al principio fue difícil tomar la decisión de ingresar al curso, sentía temor, ansiedad y angustia, pero entendí que este nuevo reto traería beneficios para mi salud mental, que aprendería algo nuevo y estaría empleando mi tiempo de mejor forma”.

    Por su parte, el profesor Orjuela, señala que “trabajar con esta población exige para los practicantes de filología desarrollar habilidades de enseñanza que favorecen su proceso docente y que será importante para crear programas de lenguas para adultos mayores”.

    En relación con la metodología virtual, la alumna Luz Esperanza Ayala señala que “gracias a esta metodología es posible repasar con las grabaciones, plataformas dinámicas, ahorrar tiempos de movilización, lo anterior va en contra de la idea que los adultos mayores no se adaptan a las plataformas virtuales”.

    La mayoría de los participantes del curso consideran que la gramática, el vocabulario y la pronunciación son cosas que les ha costado, pero con dedicación y esfuerzo terminarán demostrando que “loro viejo sí aprende a hablar”.

    Así mismo, la doctora Lara, quien ha sido una de las gestoras del programa, señala que “los adultos mayores tienen la capacidad de aprender cosas nuevas y los idiomas son una oportunidad única para estimular las habilidades cognitivas y mantener el cerebro activo”.

    Nubia Ferreira, otra de las alumnas, siente que “en este curso he aprendido mucho porque la metodología implementada me permite aprender a mi ritmo. Además los profesores son muy lúdicos, pacientes y nos motivan a participar, esto hace que me sienta autónoma, útil y con menos temor de enfrentar retos”.

    Este semestre se ofrecerá el nivel 1 y 2 de francés y el nivel 1 de inglés –grauito– para adultos mayores que no tengan ningún conocimiento de ese idioma.

    Los interesados pueden escribir al Centro de la Comunicación Humana (CCH): cch_fmbog@unal.edu.co. El inicio de clases es el 22 de marzo de 2022